miércoles, 6 de julio de 2016

Niños

          Se han dado las condiciones para que, desde enero, algunos días al mes haga de "nany" un par de horas al día.

          "Mis niños" son una niña de 7 años y un niño de 4 a quienes yo ya conocía porque son hijos de una amiga pero claro, no había pasado tiempo con ellos a solas. Y ¡no es lo mismo!. Cuando estás con los hijos de tus amigas y están ellas presentes en realidad no tienes que preocuparte (más allá de que no se te caigan al suelo cuando son bebés y tal), pero cuando no está y una no tiene experiencia de madre, la cosa cambia. La responsabilidad es máxima. Y para quien diga que no es tanta, es que no se lo está tomando en serio...

          Y he de decir que estos niños son muy ricos, y muy buenos y nunca he tenido problemas graves con ellos. A ver, es normal que los niños se quejen, que los hermanos discutan y se peleen, que a veces se pongan pesados o que no te dejen ni hacer pipí sola. Pero esto ¡es lo más normal! No es portarse mal, simplemente son niños.

          Lo que me flipa es lo que se nota cómo cambia la relación a medida que se coge confianza. Pasa con todas las personas, pero de alguna manera, es más rápido con los peques. La primera vez que los recogí del colegio estaban muy cortados, muy fríos, hablaban entre ellos más que conmigo porque sólo me habían visto con su madre y junto a otros amigos nuestros. Me preguntaron que cuándo llegaba su madre como 20 veces (y eso que sólo estuve con ellos 2 horas escasas). Aunque los tuve entretenidos, saltaron como un resorte cuando escucharon la puerta y corrieron hacia su madre (muy normal). Bueno, al final de esa misma semana su madre se quejaba de que ni siquiera iban a saludarla cuando llegaba porque estaban jugando conmigo xDD.

          En estos meses he visto un montón de Bob Esponja y de Power Rangers, he correteado por la casa jugando a policías y ladrones, he aprendido a hacer pulseritas con gomillas, he jugado con los clic de playmobil (me fascinan), con power rangers (de nuevo), con Iron Man y Spiderman y con las barriguitas, he echado algunas partidas al futbolín (de rodillas, qué remedio :P), nos hemos disfrazado, hemos jugado con el play doh y con la arena de modelar (quiero un arenero!) y me estoy planteando ya llevarme el bikini para bañarme con ellos en la piscinita xDD. Y por supuesto he aprendido de ellos, siempre se aprende con los niños. Los estoy echando de menos en verano...

          La verdad es que me encanta jugar, es que lo disfruto. No sólo estoy allí para que no estén solos y para ponerles de comer, sino que me paso el rato jugando. Obvio que algunas cosas me gustan más que otras, pero lo realmente difícil es encontrar algo que les guste a los dos cuando el niño sólo está deseando pelear y la niña está en plena época de reafirmación femenina. Pero a veces ocurre, y te encuentras cosas como Iron Man y Spiderman comprando perritos en la tienda de animales de las barriguitas xD.



           No voy a mentir, hay momentos en que no se pasa bien, cuando lloran y no sabes cómo hacer que paren o qué es lo que quieren, cuando no sabes ya qué hacer para que coman (estos niños comen muy poquito), cuando se pelean entre ellos (y tampoco quieres estar todo el rato diciendo "no se hace esto" "no se hace lo otro" porque crea una situación muy negativa) o cuando no consienten jugar juntos. Pero igual que con dos es más difícil encontrar puntos en común, también se ayudan entre ellos y me terminan sorprendiendo cuando la niña calma a su hermano si llora o el niño busca un juego que le guste a ella aunque él prefería jugar a otra cosa... Esos momentos casi me sacan una lagrimilla.

           Pero lo que de verdad me derrite el corazoncito es cuando vienen corriendo hacia mí cuando me ven, cuando ponen esa carita de pena diciendo "jooo ¿ya te vas?" o definitivamente cuando se acercan simplemente a darme un abrazo, espontáneamente y sin venir a cuento, muero de amor <3.

          Si es que es imposible no cogerles cariño ¿verdad?.

12 comentarios:

  1. Ayyyyyyy qué bonito!!!!! Me ha recordado tanto a la época en que mis hijos eran pequeños, porque en mi casa Spiderman compraba en las tiendas de Barriguitas, claro, y los clicks de Playmóvil eran nuestro must have, jejejeje.
    Eres una nany genial, yo también he jugado mucho con mis hijos y creía que lo hacía todo el mundo pero al parecer no, no es algo que todos hagan. Y lo de comer...a mi hijo pequeño a veces me apetecía regalarlo, qué mal comía, ufffff.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ^_^ Claro, es que cuando hay niño y niña, Spiderman tiene que jugar con las Barriguitas sí o sí xDDD
      Muchas gracias, yo no sé si soy buena o no, pero con que ellos estén bien y felices, me conformaba, aunque comieran poco, jaja. Menos mal que lo de comer cambia con la edad ¿eh?
      Besitoss

      Eliminar
    2. Que bonito lo que cuentas y que cierto. Yo cuando juego con niños disfruto, no me supone un tostón, ¡me divierto! jaja. Incluso juego con ellos a cosas que a mi me gustaban de pequeña, es como volver a la infancia.
      Un besito guapa

      Eliminar
    3. Es verdad que si te gusta jugar, los niños te siguen el juego, o tú a ellos y realmente te diviertes :) Es genial.
      Gracias por pasar por aquí, un besitoo

      Eliminar
  2. 7 y 4 ¡NA! Pa comerselos. Yo es que soy muy niñero (y demasiado infantil, para que negarlo). Los crios pequeños son lo mejor, tienen toda la magia que le falta a este mundo metida en sus cabecitas. Lastima que cada dia se les escape antes.

    Un saludo, Angie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está muy bien seguir siendo infantil en algunos aspectos, es una forma mejor de ver la vida ;) Verdad, habría que preservarlo el mayor tiempo posible, y no al revés!
      Besitos

      Eliminar
  3. es un bonito trabajo, a la par que difícil porque requiere mucha psicología.
    los niños son muy listos, y tienes que ganarte su confianza. si te vacilan un poco y te toman el pelo, en su justa medida es buena señal, quiere decir que les has caído bien. cuando les caes mal están fríos y distantes.
    no pierdas ese lado infantil. besitos, angie!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente. Cuando están a gusto contigo hacen cosas que a veces no te esperas, yo me harto de reír xD
      Muchas gracias, un beso!

      Eliminar
  4. Ohhh me encantan los niños!!!!!!! seguro que te lo pasas bomba con ellos.. yo también soy de tirarme al suelo y ponerme a jugar. Disfruto más yo que los peques.

    Un besazo reina!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que es genial tirarse al suelo a jugar. A veces llegaba a casa teniendo que echar para lavar toda mi ropa, igual que cuando era pequeña, jajajaja.
      Un besotee

      Eliminar
  5. Lo de mezclar los muñecos de acción con las barriguitas es genial XD
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, de alguna manera tenían que jugar juntos.
      Besitos

      Eliminar