martes, 21 de junio de 2016

Bienvenido verano!

          He estado muy desaparecida del blog, lo sé. Querría decir que ha sido por una buena razón, o por una razón importante... pero la verdad es que a mi falta de inspiración previa se le sumó la feria de mi pueblo y otros eventos varios y no me ha dado ni por abrir el ordenador xD.

          Hacía tiempo que quería escribir y retomar el ritmo normal del blog, y también leer los vuestros porque he estado muy despistada últimamente. Este año la llegada del calor me ha dejado como un trapito! Ahora empiezo a recuperarme pero hay días que  no era capaz de levantarme más de lo estrictamente necesario... Pero hoy el día se lo merecía porque comienza oficialmente el verano!!!

De aquí
          Aunque la semana pasada tuvimos un par de días muy fresquitos y nublados, ya estamos otra vez con los 37 grados de máxima previstas (eso es que en la realidad en ciudad llega a los 40). Así que voy a aprovechar para hablar del calor y del aire acondicionado.

          Vale que a veces el calor es muy insoportable aquí y que se hace necesario poner el aire acondicionado unas horas para poder dormir mejor, no estar tirad@ todo el día o simplemente porque para eso existe, para no tener que estar penando con el calor. El problema es que la gente se ha acostumbrado tanto que cuando llegan estas fechas ya hay casas que lo tiene puesto las 24 horas. Señores/as: esto no sólo es dañino para sus bolsillos, también para el planeta. Hay que ser un poco más responsables. Y si no es por el planeta, porque os la pela, tiene otros efectos negativos.

          No entiendo la gente (las oficinas o tiendas) que tienen el aire puesto en verano a 18 grados y en invierno a 30. Vamos a ver: yo en verano voy con ropa ligera, tirantas, pantalón corto o falda, etc... a 18 grados ¡¡hace mucho frío!! y al contrario en invierno, que vas abrigada como corresponde y de repente entras en algún sitio y hala, a pasar un calor que te mueres. Es que no es normal!.

           Es verdad que soy friolera, pero tampoco me gusta pasar calor. Paso calor cuando la temperatura pasa de 35 grados y por supuesto que no se puede dormir cuando hace más de 25. Y lo digo por experiencia, en el piso donde vivo no hay aire acondicionado y en casa de mis padres no lo ha habido hasta hace 2 años. Y vale que era una casa fresquita y no todo el mundo tiene eso, pero también hay formas más naturales de refrescar una casa sin necesidad de tener todo el día el aire acondicionado puesto. Yo por ejemplo duermo con las ventanas abiertas y entra fresquito por la noche, antes de que empiece a hacer calor cierro todas las ventanas y echo las persianas. Sí se te queda la casa un poco en penumbra pero realmente aquí hay mucha luz, no hace falta tenerlas muy abiertas y cuanto más superficie esté expuesta al exterior, más calor hará. Aún así hay noches en que no he podido dormir por el calor y entiendo que en esos días se ponga el aire acondicionado (yo no, porque no tengo, pero lo haría), pero de verdad lo digo que ésos son 4 ó 5 días en todo el verano.

          Lo siento, una vuelta al blog un poco intensita, pero hay cosas que necesito contar, jeje. Y vosotr@s
           ¿A favor o en contra del aire acondicionado?
           ¿Amáis u odiáis el verano?

14 comentarios:

  1. Odio el verano precisamente por el aire acondicionado!! Estoy haciendo un curso y me llevo una chaqueta porque ponen el aire a tope y me congelo...pero al salir en los descanso hay que quitársela... y así me paso la mañana...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me he llevado rebeca (incluso zapato cerrado) a sitios en los que en verano hace más frío que en invierno. La gente es que es de un exagerado...
      Besitoss

      Eliminar
  2. la vuelta poco a poco, yo estoy también muy falta de inspiración pero seguro que vamos cogiendo ritmo

    Besinosss (por aquí no tan calurosos, para esta tarde se prevee tormenta, horror!!!!!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tormenta y todo... Aquí hace días que no se ve una nube xDD.
      Pues sí, poquito a poco ;). Un besitoo

      Eliminar
  3. te echaba de menos, angie! a mí tampoco me gusta el aire acondicionado. prefiero los ventiladores. esta mañana he pasado un frío en el supermercado...
    antes era muy pudoroso vistiendo, pero ahora en verano voy con bermudas, chanclas...
    por lo demás, para mí el verano es una etapa un poco estéril en cuanto a vivencias interesantes. en la segunda mitad de agosto ya estoy deseando volver a mi rutina diaria.
    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias ^_^ Ay yo también paso frío cuando voy al supermercado. Aunque allí entiendo que tengan aire acondicionado a tope por el tema de que las cosas se conservan mejor, pero a veces es que se me congelan los pies! El verano está para eso, ¡para llevar chanclas! ;)
      Besitoss

      Eliminar
  4. Por fin estabas de vuelta!!! Estaba preocupada porque pensaba que te había pasado algo... A mi me encanta el verano, pero en el trabajo siempre tengo que tener una chaquetilla... Hay días que tenemos tregua (como hoy) y podemos vivir sin la chaqueta, pero hay semanas que parece que estemos en el polo norte.

    Un besazo reina!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, no te preocupes que simplemente ha sido por despiste, jaja.
      Yo estuve un tiempo en una oficina a la que me tenía que llevar no sólo rebeca, sino botas, para poder pensar en algo que no fueran los pinchazos en los pies debidos al frío :S es que era una cosa exagerada de verdad!
      Un besote enormee

      Eliminar
  5. Hola!!!! Yo odio el aire acondicionado, de hecho unas vacaciones en Francia se me chafaron por el aire, acabé en urgencias con una infección de garganta de flipar.
    Aquí casi nadie tiene aire porque los 25 grados los tenemos de día, jejeje. Hoy estamos todos achicharrados, de corto y en tirantes y tenemos 22º, jejeje.
    Besinos y te he echado de menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, ésa es otra, reseca las vías respiratorias y puedes acabar con infección, como tú. Ya es mala suerte que te pasara de viaje :S
      Madre mía ¿22 grados? con esa temperatura no me pongo yo ni en mangas cortas!
      Gracias guapa, un besazo :)

      Eliminar
  6. ¡¡Rebienvenida, Angie!! :D
    Estoy de acuerdo contigo. Recuerdo hace años, al ir a estudiar a la biblioteca de mi pueblo en un mes de junio caluroso, tenía ganas de salir de casa con la chaqueta porque realmente pasaba frío.
    Creo que no hacemos un buen uso de los aires acondicionadas y las calefacciones :(
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias :)))
      Veo que pasa en muchos sitios, yo lo paso bastante mal con el frío del aire acondicionado (si es verano una no va abrigada para esas temperaturas que ponen). Pues no, creo que la mayoría no lo hace bien.
      Un besote!

      Eliminar
  7. Yo soy de las que odio a muerte el verano... ¡estoy deseando que llegue octubre, con su fresquito y sus hojas secas! (: Tengo aire acondicionado en el salón y como realmente lo que me gusta es estar en mi habitación tranquilamente sin que nadie me moleste sólo voy al salón a ponérmelo cuando tengo un calor terrible. Para mi lo peor son las noches... este año aún no he pasado calor durmiendo pero recuerdo el año pasado dormir algún día encogida en el sofá con el aire puesto porque eran las cuatro de la madrugada y seguía desvelada ):

    En fin, podría resumirlo todo en... ¡asco de verano! xDDD

    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay días que yo también necesito el aire un ratito. Por las noches sólo ventilador, pero es verdad que algunas veces el calor es criminal, no dan ganas de hacer nada.
      Aún así, a mí me gusta el verano, jaja. No te preocupes, acabará antes de que nos demos cuenta.
      Besitoss

      Eliminar