martes, 28 de junio de 2016

Carmen

          Hace unos días tuve la oportunidad de asistir a un espectáculo realmente increíble en un enclave no menos espectacular. Además apoyando a una buena causa ya que el dinero de las entradas estaba destinado a la Asociación para la rehabilitación y prevención de la afasia (ARPA) de Sevilla.

Foto del cuadro "La salida de las cigarreras de la fábrica de tabacos de Sevilla" de Gonzalo de Bilbao

          Nos enteramos con unos pocos días de antelación y el plan no estuvo muy claro hasta el final, pero mereció la pena totalmente. Representaban la ópera Carmen y su sentir flamenco, una readaptación de la ópera de Bizet, ni más ni menos que en el salón de actos del Cuartel General de la Fuerza Terrestre (Ejército de Tierra), conocido aquí como "Capitanía". Al ser un cuartel, normalmente no es visitable para los civiles, así que el interés era doble.

Esta es la fachada principal de Capitanía, aunque es más conocida la otra parte,
la que está justo al otro lado, porque forma parte de la Plaza de España de Sevilla.

          El edificio es muy bonito. Forma parte de la Plaza de España, construida para la exposición universal de 1929. Y por dentro tiene el mismo esplendor y exquisitez que por fuera. Quizá lo haya comentado alguna vez pero esta plaza es tan bonita que ha salido mucho en el cine, se me ocurren ahora mismo Star Wars (episodio 2, Anakin y Padme paseando por allí) y El Gran Dictador (es su palacio). El salón de actos es parecido al teatro Lope de Vega, situado al otro lado de la plaza y que fue construido para la misma exposición. Ya merecía la pena por estar allí.

          La historia que relata esta ópera es ampliamente conocida. Se ha representado miles de veces, se ha adaptado a danza, teatro y cine (más de 20 veces, siendo aquí más conocida la de 2003 de Vicente Aranda, protagonizada por Paz Vega). El argumento (SPOILER) habla de Carmen, una cigarrera gitana de Sevilla que trae locos a todos los hombres, hasta que conoce a uno que no le echa cuenta: José, un militar navarro. Pero resulta que sí, que José se enamora perdidamente de ella, pasando de su prometida, que viene a buscarlo desde su tierra. Detienen y degradan a José y al salir de su encierro busca a Carmen, juntos planean que deserte del ejército y se una a la banda de contrabandistas que conoce Carmen. La relación se vuelve insoportable por el carácter celoso y beligerante de José y Carmen le deja para volver a Sevilla. Empieza una relación con otro y cuando José la encuentra, cegado por los celos, pelea y la termina matando. (FIN DE SPOILER).

Fotograma de la película de 2003

          He estado leyendo por ahí y lo que yo o sabía de esta ópera es que su autor nunca llegó a disfrutar de su éxito, pues en su primera temporada en cartel tuvo sólo malas críticas. Él murió antes de verla representada de nuevo. Pero lo que es más importante, nunca supo tampoco lo mucho que revolucionó el género. Hasta entonces la ópera era siempre dramática, y los libretos más ligeros o con contenido humorístico formaban un subgénero. Carmen es casi una mezcla de ambos, intercalando el salero sevillano de las conversaciones de Carmen con las escenas más trágicas que se representan, además de combinar el canto y el diálogo.

          En esta ocasión era un espectáculo adaptado, uniendo lírica con flamenco. En principio me chocó un poco pero luego comprendí que no era nada descabellado. Al fin y al cabo, la obra se desarrolla en Sevilla y aquí tenemos más cerca el flamenco que la lírica. El grupo de flamenco lo hizo genial, sobre todo la bailaora, y aunque no soy especialmente fan, lo disfruté mucho. El zapateo en sí no me emocionó (aunque ya digo que lo hizo muy muy bien), pero sí que lo hizo la expresión de su cara y el sentido aplauso que arrancó. Es cuando se nota que éso no es sólo técnica, tiene que haber también sentimiento.

          La que sí consiguió que sintiera un escalofrío nada más empezar a cantar fue Carmen. Salió desde el fondo, mirando al público, haciéndole graciosas carantoñas a los señores e incluso sentándose encima. Muy bien en su papel de embaucadora xD. Se iba narrando la historia en un audio entre canción y canción y entiendo que está resumido y que en la obra original salen más personajes que van conformando la historia.

Uno de los interludios más famosos de la obra: Les Toreadors
(yo conocía la música pero ¡no sabía que era de Carmen!)


          Lo peor de la tarde fueron lo subtítulos. La obra se canta en francés, y tuvieron la buena idea de ir subtitulando para que lo entendiésemos. Buena idea si fuera a tiempo, pero todo estuvo desfasado, a veces se adelantaba, a veces se atrasaba, a veces salían antes de tiempo e incluso un par de veces aparecieron mal colocados. Total, mejor que no los hubieran puesto. Las luces también deslucieron el espectáculo (paradójico ¿no? xD) y es que varias veces los intérpretes salían del escenario y seguían la actuación por el patio de butacas... y las luces no se encendían o lo hacían tarde. El espectáculo estuvo genial a pesar de ello, pero podía haber quedado mejor... :(

          Estuvimos también todo el rato "sufriendo" mi hermana y yo por el pobre pianista, porque parecía que no se le daba el reconocimiento que se merecía. Pobre chaval, con lo bien que lo hacía. Nos lo cruzamos en el descanso por un pasillo y una señora lo paró, yo creía que iba a felicitarlo... pero le preguntó que dónde estaba el baño :S seguro que no lo reconoció.

          En definitiva, una obra muy muy recomendable. Han representado esta misma adaptación en varias ocasiones y espero que lo sigan haciendo, porque está genial. Nunca había podido ver una ópera y me hizo muchísima ilusión, y además era con un fin benéfico así que es de agradecer al elenco que lo hiciera en beneficio de la asociación.


Como no tengo imágenes, os dejo por aquí otra de las canciones más famosas
de la obra, la Habanera que canta Carmen al principio, interpretada por María Callas



          ¿Conocíais la historia de Carmen?
          ¿Habéis ido a ver alguna ópera?

8 comentarios:

  1. Ayyyyyyyyyyyy qué envidia!!!!! Tengo que confesar que no me gustaba la ópera por mucho que en mi familia me llevasen e insistiesen, pero cuando fui a ver a mis hijos actuar(eran pequeños y eligieron a unos cuantos niños del coro) la cosa cambió, y aunque Carmen no es mi preferida me parece una propuesta de lo más original.
    Un beso y a reconocer al pianista, hombre ya, esta gente...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que yo no he visto una ópera "normal", Carmen es más ligera y tiene los diálogos, así que tampoco puedo afirmar 100% que me guste la ópera, pero esta obra me encantó :) Lo del pianista, de traca, jaja.
      Normal, es que ver a tus hijos haciendo algo ya te cambia la perspectiva, jeje.
      Un besotee

      Eliminar
  2. No conocía la obra pero tiene una pinta increíble! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que estuvo muy bien, al menos esta adaptación, me dejó enamorada.
      Besitoss

      Eliminar
  3. yo no la he visto, pero conozco la cancion principal (y quien no) y me gusta mucho!! aunque a mi las operas no me van, la verdad jajaja (ni adaptadas ni nada jeje)

    un besito!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es muy famosa. A mí me ha gustado ésta, no sé si cualquier otra me gustaría, jeje.
      Besitoss

      Eliminar
  4. Yo no he visto una ópera en mi vida :( Y me han dado ganas de estrenarme.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que es una cosa que hay que probar! Además, por lo visto Carmen no es tan dramática como otras, tiene sus momentos más ligeros, así que está bastante bien para empezar, creo yo.
      Besitoss y gracias por pasarte a comentar :)

      Eliminar