lunes, 14 de marzo de 2016

Suflé de brécol y pasta

          Hace tiempo que no publico recetas, pero últimamente sí que estoy cocinando. Era mi oportunidad de empezar a probar las recetas del libro que me regalaron y que tanto me gusta (vale, lo elegí yo, pero al fin y al cabo fue un regalo).

          Ésta me llamó la atención, parecía fácil y podía estar buena, además de que lleva carne, pasta y verdura, yo la vi bastante equilibrada. En el libro pone unos ingredientes e intenté respetarlos pero como siempre, hubo que hacer alguna adaptación para quitarle la lactosa y que pudiese comerlo yo.

          Estos son los ingredientes que usé:

- Un brécol (500 gr. apox)
- 1/4 kg de carne picada mixta
- 1 tostada
- 1 huevo
- 1/4 kg de macarrones (pluma)
- 400 ml agua + pastilla de avecrem
- 200 ml. nata de soja
- 150 gr. queso en fideos (a ver, la receta pide queso recién rallado, pero como tiene que ser sin lactosa, yo no puedo elegir. Si hacéis la receta, podéis usar otro queso)
- nuez moscada (la pongo aunque realmente a mí se me olvidó echarla :S)
- sal, pimienta y aceite para engrasar el molde

          Preparación: 

- Limpiar el brécol y cortarlo en ramas.
- Preparar la carne picada mezclándola con el huevo y la tostada previamente humedecida y aplastada, sal y pimienta.

          A ver, primer problema: yo no había hecho nunca albóndigas aunque sabía que se le echaba pan. En el libro pone "una tostada" así que ¿qué hice? una tostada, literalmente. Hubiera bastado con pan del día anterior o funcionado con un tipo de pan que fuese mayoritariamente miga. El problema es que sólo tenía pan de viena congelado. Así que lo tosté para que se descongelase... y quedó con la corteza crujiente. Si alguna vez habéis hecho albóndigas entenderéis el error. Si sois nuev@s como yo os diré que fue tremendamente difícil imposible integrar el pan con la carne. Usando pan rallado hubiese tardado 5 minutos en este paso. Con mi "técnica" tardé media hora. Tuve que ir desmenuzando pacientemente el pan con el tenedor para poder unirlo medianamente.

- Hacer albóndigas del tamaño de 1 nuez.

          Vale, más o menos. Es que me da como repelús coger carne cruda con las manos. Para algo somos humanos con pulgares prensiles, ¡para usar herramientas! Con eso debería poderse. Además, llevo las uñas largas, no querríais que se metiera ahí ¿verdad? Aaarg.



          Lo hice como pude.

- Precalentar el horno a 180º
- Engrasar el molde para suflé y repartir en él las albóndigas, el brécol y la pasta.



- Mezclar el caldo (agua más avecrem en mi caso) con la nata y el queso, añadir sal, pimienta y la nuez moscada (que se me olvidó) y regar el suflé.
-  Meter al horno a 160º durante 55 minutos (aprox, porque siempre hay que cogerle el punto al horno... cosa que yo aún no he conseguido).

          A ver, el otro problema que surgió es que el queso y parte de los ingredientes no quedan sumergidos en líquido. al pasar 50 minutos había una peste a quemado importante :S. Todo lo que está por encima del líquido termina quemándose, así que supongo que si vuelvo a hacerlo intentaré apretar todo mucho más (cortando más fino el brócoli, por ejemplo) para que queden menos huecos para el líquido y el nivel quede más arriba. Me imagino que así no se quemará. Aparte, si algún trozo de pasta se queda por encima, no absorbe líquido y se queda dura.

Lo peor fue fregar la fuente. Madre mía!

          Aun con todos los fallos, estaba buena (y no tan quemada como al principio pensé). Comí una parte y el resto lo congelé para que Sr.AA se lo llevase al trabajo. Dice que al comerlo después de descongelar y calentar estaba algo más seco, pero seguía estando bueno. Me parece que no será la última vez que haga esta receta.

          Aunque no sé si lo hice del todo bien, porque se supone que un suflé tiene que crecer ¿no?

          ¿Os gusta el brócoli?
          ¿Está bien decirle suflé si no crece?

10 comentarios:

  1. Mmmmm, pues esta semana lo hago porque tengo un montón de brócoli congelado(en la frutería tuvieron excedente y lo vendían a 0´50 cts la pieza y me surtí,jejejeje) porque vaya pintaza.
    Solo pensar en fregar la fuente me pongo mala. Yo normalmente lo saco enseguida y la dejo en remojo un buen rato.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda qué bien, vaya oferta más bien aprovechada!
      Pues sí, yo la dejé en remojo pero aún así... :S
      Besitoss

      Eliminar
  2. Pues tiene muy buena pinta!! El brecol no es que me vuelva loca porque me parece insípido pero bueno así camuflado con más cosas me lo como. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, yo tampoco es que sea una gran fan del brocoli pero es lo que tú dices, combinado con otras cosas, está mejor xD
      Besitoo

      Eliminar
  3. Esta receta me la apunto yo... aunque creo que cambiaré el brecol por otras verduras tipo espinacas, ya que el brecol no me apasiona mucho la verdad.

    Un besazo reina!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé cómo quedará con otra verdura, pero está bien indagar, si lo haces no dejes de contarme el resultado!
      Un besotee

      Eliminar
  4. Hola. creo que te quedó muy apetecible. Es una receta muy apetecible. Aunque no suba sí que es suflé. Menuda pereza limpiarlo todo... es lo peor de cocinar. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que nunca había hecho un suflé y no sabía, jaja, gracias por contestarme :)
      Pues sí, tener que fregar los cacharros es lo peor :SS
      Besitoss

      Eliminar
  5. a mi me gusta el brécol pero soy nula cocinando no obstante igual me animo a probar, ya te contaré

    Besinosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, anímate, si es muy fácil. Lo más trabajoso son las albóndigas (y se pueden comprar hechas :P)
      Un besitoo

      Eliminar