lunes, 14 de septiembre de 2015

Aterrizando en Bruselas

          Bueno, bueno, bueno... casi un mes desde que volví de viaje y me he dicho "voy a contarlo ya porque es que se me olvida".

- Y me dicen que estamos en agosto...


          Compramos los billetes hace meses para que nos saliera bien de precio. Íbamos por la mañana, lo cual está bien para aprovechar el día.. Habíamos pagado ya el hotel para que no hubiese problemas y no tuviésemos que llevar demasiado dinero en efectivo (que luego nunca se sabe cuánto te van a cobrar por sacar dinero en un cajero). A mí me gusta llevar cuantas más cosas ya pagadas, mejor, y así no preocuparme de eso allí. Así que quise comprar también billetes para el bus que va desde el aeropuerto (en Charleroi) hasta Bruselas. Busqué una compañía, hice el pago... pero no me enviaron los billetes al correo electrónico. Extrañada (porque he comprado otras veces billetes así y nunca tuve problemas) comprobé si me lo habían cobrado, que sí, y envié un correo a la empresa pidiendo mis billetes.

          Los billetes no llegaban así que días antes me acerqué a la oficina del banco a explicarles lo que me había pasado y que me dieran un recibo o algo del pago, que suponía yo que me valdría para cuando llegase al bus.

          Puede que valiese eso pero... sólo si el bus existe, claro. Llegamos, le pregunto al de la otra compañía de autobuses (así, por preguntar, ya que el muchacho hablaba italiano-español) y me dice que ellos son la única compañía que opera allí. Nos vamos al mostrador de información y nos dice que busquemos al final del parking. Allá que nos vamos y allí sólo estaban los autobuses de línea hacia Charleroi. Volvemos y preguntamos en donde estaban todos los autobuses anunciando Bruselas. Nos vuelven a decir que sólo hay una compañía de autobuses que va a Bruselas... Y no era la que yo había pagado!. Pues nada, terminamos pagando 62€ por los billetes T.T

Vía


          No nos vamos del aeropuerto todavía porque allí mismo había quedado con C, a quien conocí en un curso de inglés y es majísima, y de casualidad se ha hecho auxiliar de vuelo y está destinada en ese aeropuerto. Charlamos un rato para ponernos al día y después nos despedimos hasta una semana más tarde, que también, qué casualidad, iría en nuestro vuelo de vuelta!

          Se puede decir que Bruselas tiene 3 estaciones grandes: Midi, al sur de lo que es el centro histórico, Central en el centro (a que nunca lo hubieseis adivinado?! O_O) y Nord, al norte del centro. El bus dejaba en Midi, y nuestro hotel estaba cerca de Nord. Lo suelo coger cerca del centro y/o cerca de una estación, así sé que será una zona bien comunicada. Fuimos a coger un tranvía que iba de una estación a otra...

Vía


           Lo bueno de haber salido del pueblo antes es que todas las estaciones de grandes ciudades parecen funcionar parecido, así como los metros y tranvías. Encontramos sin problema la parada del tranvía. Esperamos. Esperamos. Nos desesperamos. Me estaba escamando desde el principio que en la pantalla de "tiempo de espera" no pusiera nunca el número del tranvía que yo quería coger. Sr.AA mira el horario... y resulta que esa línea sólo opera a partir de las 8 de la tarde. WTF?! Cosas de los belgas, supongo. Optamos por el metro. Llegamos a la otra estación sin problema y nos orientamos hacia el hotel (bueno, se orienta él, porque yo soy absolutamente negada para eso, y mira que lo intento!). Uy qué avenida más grande, y qué edificios tan altos y tan bonitos, todos de cristales... pero noto algo raro... ¿y la gente?

Allá, al foooondo del todo, a la izquierda del último edificio estaba  nuestro hotel


          Había la más absoluta desolación una vez que te alejabas 20 pasos de la estación. Bueno, vale, exagero... pasaron 3 ó 4 personas por allí.

          El hotel enorme, precioso todo, el personal de recepción súper amable, la habitación amplia, con su escritorio y su mesita y ¡su cama de 2x2!, un baño con bañera enorme, como a mí me gustan.

          Hotelaco!

La foto de Tripadvisor, pero confirmo que es éste y que, a diferencia de los autobuses ¡sí existe!


          Nos fuimos a comprar algo de comer y después de asearnos un poco salimos otra vez a dar nuestra primera vuelta por la ciudad. Hacía un día genial, sol, calorcito. Al principio de estar en un sitio nuevo me estreso un poco, pero las sensaciones fueron buenas. No tuvimos problemas en llegar al centro y localizar algunas cosas, pasar por la calle de los comercios y pasear un rato. El centro histórico de Bruselas no es demasiado grande y se puede visitar a pie fácilmente.

Yo: - Sr.AA todo lo que veo es ¡¡muy caro!!
Sr.AA: - Y encima hemos tenido que gastar un pico en los billetes de autobús...
Yo: - Me veo pidiendo en la puerta del metro... :S

          Y ésa fue una de mis primeras impresiones sobre Bélgica.

Galerías St.Hubert. Esto sí que fue el primer día


          Como nos habíamos levantado temprano estábamos bastante cansados y decidimos recogernos temprano. También porque no sabíamos cómo iba a estar la zona del hotel por la noche. Había una media hora andando desde el centro. Los autobuses, tranvía y metro llegaban como muy lejos hasta la estación y a partir de ahí tendríamos que ir andando, así que decidimos que no merecía la pena y volvimos dando un paseo. Era el primer día y aún no nos dolían los pies... (el resto de los días también fuimos andando porque total, no había ningún transporte que llegase al hotel!). Al salir del centro notamos que se empezaba a nublar. Bien, para cuando llegamos al hotel, un enorme, inmenso nubarrón negro se nos había echado encima! Entramos a cubierto justo cuando empezaba a chispear. Y de verdad os prometo que si llego a saber el tiempo que me haría el resto de la semana, no me río tanto de la gran tormenta que cayó esa noche!

          Esa noche puse el despertador a lo Sid de Toy Story: "pronóstico para mañana: soleadooo" y tuve suerte! (ése día solo porque los demás estuve llorando por no haberme llevado un chaquetón... y no pensaréis que exagero cuando os enseñe las fotos de Brujas, y cómo iba la gente vestida).

          Y hasta aquí para no hacerlo muy pesado.

          ¿Os estresáis cuando llegáis a un sitio nuevo o todo es una aventura excitante y nada angustiosa?


15 comentarios:

  1. Ayyyyyy qué buenos recuerdos me ha traído leer esto!!!! Yo creo que en Bçelgica no existe el sol como lo conocemos aquí, es una especie de leyenda que solo se asoma de vez en cuando,jejeje.
    Qué rabia lo de los billetes, a mí me paso algo parecido en Francia en una carrera de Fórmua 1, un día lo contaré en el blog, pero luego se pasa tan bien que compensa.
    Un besín y estoy deseando leer más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de los billetes fue más el chasco de pensar que llevaba todo preparado y al final no, pero bueno, tampoco fue tan grave visto desde la distancia ya xD
      Y sí, creo que vi el sol dos ratitos nada más... pero el viaje mereció la pena, jeje.
      Bsitoss

      Eliminar
  2. Hola. conozco Bruselas porque hace años tenía que ir por trabajo y tus fotos me traen muy buenos recuerdos. Ya veo que el mal tiempo sigue siendo una constante... casi nunca llegué a ver el cielo azul... De todas formas es una ciudad muy cosmopilta y todo que dar bastante cerca... Me encanta cuando voy de viaje descubrir el nuevo destino. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si me ha hecho mal tiempo en agosto, no quiero ni pensar en otros meses, jaja, una que está acostumbrada a sus 300 días de sol al año :P
      Es verdad que es bonita y que el centro es muy accesible.
      Un saludoo

      Eliminar
  3. Me ha encantado la primera parte de las crónicas!!! Que fuerte lo de los billetes del bus... ¿al final que pasó? ¿fue una estafa? Bruselas tiene que ser precioso!!! lástima que os hiciera mal tiempo...

    Un besazo reina!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sé si es una estafa o qué, pero ya puse la denuncia y lo están investigando. De momento no sé nada.
      Lo del tiempo fue una pena, sí, pero bueno, nos dio un respiro de vez en cuando, todas las veces no podíamos tener tanta suerte, jaja.
      Un beso enormee

      Eliminar
  4. A mí sí me estresa un poco la llegada, especialmente cuando tienes que buscar medio de transporte y esas cosas...

    bEsos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal que no soy la única xD Por eso intento llevarlo preparado desde aquí, pero no hubo manera, jaja.
      Bsitoss

      Eliminar
    2. Lo de Bsos lo sigo poniendo así por costumbre, sorry :P

      Eliminar
  5. A mi lo que me estresa de visitar sitios es el tema del transporte, como en cada sitio va de una manera...

    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí hija, yo creía que en todos sitios sería más o menos igual y qué va :P pero bueno, te terminas acostumbrando, jeje
      Bsitoss

      Eliminar
  6. Donde ha quedado la improvisación? con lo chulo que es viajar a la aventura sin nada cerrado,... XD. espero que sigas narrando tus aventuras del viaje. besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, qué va qué va, en to caso lo haría por España, pero fuera no :P

      Eliminar