jueves, 2 de abril de 2015

Crónica Semana Santa sevillana

          Aquí en Sevilla hay tanta tradición de Semana Santa que es como respirar. Llega la Semana y sabes que saldrán cofradías en la calle. Y sabes que lo suyo es ir a verlas. Tengas la edad que tengas y aunque no pises una Iglesia el resto del año (de hecho la mayoría de la gente no lo hacemos... pero igualmente nos gusta ver las cofradías en la calle cuando llega el momento).

          Esta Semana está haciendo tiempo de verano. Cielos totalmente despejados y calor. Están muy contentos porque saldrán todas a la calle. Otros años el tiempo está más inestable y el gran tema de conversación entre todo el mundo es la lluvia. ¿Lloverá tal día? ¿lloverá a la hora que tiene que salir? Y cuando ya están todo preparado y se pone a llover ¿cancelan o saldrán un poco más tarde?. Es emocionante a su manera :P

          La gente de fuera no lo entiende. Y no es que lo diga yo, es algo que me ha comentado gente que no es de aquí. Dicen que les parece curioso que participe gente de todas las edades (por otros sitios parece que sólo interesa a gente mayor), que la ciudad se vuelque en ello (en detrimento de quienes no les gusta...), que los costaleros sean costaleros (a mí eso también me da qué pensar), que esperemos horas para ver pasar por la calle una "figura", que nos emocionemos cuando hay una levantá bonita o un momento especial... incluso que nos parezca especial el momento. No tengo la capacidad de explicarlo todo lo bien que me gustaría, así que contaré las cosas que me han ido pasando.

Semanas antes de Semana Santa:

Sr.AA: - Pfff, tengo un compromiso del trabajo el lunes santo
Yo: - Jo, ¿y eso?
Sr.AA: - Pues creo que nos han invitado a ir a la salida de Una hermandad* y tenemos que ir
Yo: - ¿Tenemos? ¿Tenemos?!!! ¿Tú sabes la cantidad de gente a la que le nos encantaría estar allí en ese momento? Es un enorme privilegio!
Sr.AA: - Ya me imagino... pero es que a mí esas cosas... De hecho me da pena estar yo cuando otra gente lo disfrutaría mucho más
Yo: - Hombre, ya te digo... Que digo yo... ¿no les puedes preguntar si puedo ir? Que yo no estorbo, ocupo hasta poco espacio, mira (me pongo de perfil)

Días antes de Semana Santa:

Yo: - Sr.AA... esto... ejem... ¿has podido preguntar eso?... (poniéndole ojitos)
(y esto durante varios días hasta que me dio una respuesta :P)
Sr.AA: - Que síii, que puedes venirte
Yo: - Bieeeeeeeeen!!!


Domingo de Ramos

16.00
Yo: - Sr.AA, ahora cuando terminemos de comer, nos vamos a tomar un café por ahí y después a ver las procesiones ¿vale? (salen dos ese día en mi pueblo)
Sr.AA: - Vale...

16.15
R: - Oye, que nos vamos N y yo a tomar café ¿os venis?
Yo: - Venga, me arreglo y vamos
Yo a Sr.AA: - Cambio de planes, nos vamos ya

16.40 (no me he arreglado más rápido en mi vida)
Yo: - Hola!

17.00 Cafetería
Dos cafés, un helado, una granizada después
Yo: - Bueno, vamos a ir a verlas?
R: - Nos tomamos algo en el pub de aquí al lado y luego bajamos mejor
Sr.AA: - Yo lo veo

Se suman L y J

17.45 Pub
Cubatas
18.30
Cubatas
Yo: - Vamos a ir a verlas?... :(
R: - Ya nos esperamos a que lleguen los que faltan ¿no?
19.00 Se van L y J, se suman JL y JC
Cubatas

19.40 Bajando hacia el centro
Nazarenos, nazarenos, Borriquita, nazarenos, nazarenos, Virgen de la Oliva... Nazarenos, "Z iba en este tramo ¿nos verá? yo no la reconozco..." nazarenos, Oración en el huerto, nazarenos, "A, P y K iban en este tramo... son ellos... cerveeeza, cerveeeeza" nazarenos, Virgen del Rosario.
Pasé de decirles que no se debian poner a gritar "cerveeeza, cerveeeeza" cuando pasan los nazarenos ¬_¬ pero vaya tela cómo la lían.

Lunes Santo

12.40 Salgo del trabajo de Sr.AA con sus compañeras y él. Nos montamos en el coche, llegamos a un sitio cercano y damos 40 minutos de vueltas buscando aparcamiento
L: - Ahí está saliendo uno!
Tod@s: - Corre, R, corre
R: - Qué bien, al final hemos aparcado muy cerca!
L: - Queredme chicas

Llegamos a la puerta trasera de la iglesia, hace falta acreditación, claro está...
R: - No pasa nada, por ahí vienen amigos míos que son de la hermandad y nos las dan, ya están avisados de que veníamos
Para adentro tod@s, así da gusto! Nos indicaron que había un espacio para las visitas con la indicación de que nos quedásemos allí.

Aquí tengo que explicar varias cosas para quienes son de fuera:
-  Fuimos por la puerta trasera pues nunca se entra por la principal para hacer la estación de penitencia, porque en la principal hay gente esperando verla salir y no pueden estar abiertas
- No entra nadie que no sea parte de la cofradía o contadas excepciones (tampoco éramos l@s únicas que estábamos allí sin pertenecer a la cofradía... también había otra gente y la prensa)
- En la iglesia se retiran todos los bancos para que quepan todos (o parte) de los nazarenos que van a salir y los pasos, si no, sería imposible. Pero dejaron dos bancos haciendo un hueco en el que ponen a las visitas (para no estorbar cuando se forma la cofradía y tal)

13.00
          Allí estábamos, sentad@s en nuestro "corralito" viendo cómo iban llegando los nazarenos, cómo cada vez había más y más gente, haciéndole fotos a los pasos... para mí era muy emocionante porque aunque parte de mi familia lleva toda la vida saliendo de penitencia (en otra hermandad), yo no y aunque he pasado por la hermandad y por la iglesia muchas veces mientras preparan los pasos, nunca había estado en los momentos previos a salir. La expectación creciente, los nervios ante la salida, la preparación de las cuadrillas y de los tramos...

13.20
Señor mayor a mí: - Me voy a sentar aquí al lado un ratito
Yo: - Claro, siéntese usted con cuidado porque el banco está cojo, no se vaya a caer...
Señor mayor: - No atino a ponerme ésto (la acreditación), mira a ver si tú puedes enganchármela aquí...
Yo: - Por supuesto, mire, ya está

Tras ver que dos o tres personas se acercan a este señor a preguntarle alguna cosa, miré a Sr.AA y le dije "este hombre es importante en la hermandad, tiene un cargo o algo"

13.45
S, la compañera de trabajo de Sr.AA: - Mirad, ése de ahí ¿no es Fran Rivera?
Señora que también estaba de visita: - Sí, parece que es el de Paquirri
Yo: - Uy qué fuerte qué fuerte ¿y qué hace aquí? ¿no es de la Esperanza de Triana?
S: - Pues no sé, le gustará esta... (mientras intentaba hacerle una foto)

14.00
Sr.AA: - Mira, ahí está tu primo
JA: - Hola ¿qué tal?
Yo: - Pues encantada de estar aquí! Y tú qué tal?
JA: - Un poco nervioso ya...
Yo: - Ya, normal
JA: - Me voy a prepararme, hasta luego
...
S: - ¿Y él porqué está nervioso?
Yo les hablo del papel que va a desempeñar en la cofradía, y que cuando uno pone tanto empeño y esfuerzo porque todo vaya bien en la hermandad, ese día es normal que esté nervioso porque todo salga bien. El señor que está sentado a mi lado nos escucha...
S: - Y ¿porqué va vestido normal?
(no va con las ropas de nazareno/penitente)
Yo: - L@s nazaren@s normalmente compran sus túnicas y lo necesario para salir en la procesión, y vienen con ellas desde casa, pero las ropas de los acólitos pertenecen a la hermandad. ¿Te imaginas tener que comprar todo ese bordado en oro para la procesión? Es carísimo!

El señor de al lado mía hace algún comentario al respecto, apoyando mis palabras...
Señor: - Me he llevado en la junta de gobierno de la hermandad más de 25 años, 8 de ellos como Hermano Mayor...

Desde entonces nos cuenta lo que ha crecido la hermandad en los últimos 20 años, los problemas con la iglesia que necesitaba reformas, la formación de una banda de música propia y algunas de las dificultades del cargo que representó (yo ya sé que eso no es nada fácil, tienes que ser un buen líder o la hermandad se va al garete, como pasa con cualquier empresa). Me encantó escucharle, conociendo detalles que no suelen conocerse cuando no eres parte de la hermandad, y más de alguien que habla con la pasión y el conocimiento de algo que le encanta y a lo que le ha dedicado mucho tiempo.

14.30
Avisan a l@s diputad@s de tramo que vayan formando la cofradía.
A estas alturas el trasiego de gente es sorprendente. Ya han sacado enormes cajones con cirios y los nazarenos andan cogiendo uno, guardando sus cosas, colocándose los capirotes, dirigiéndose hacia la zona de la iglesia en la que está su tramo...

14.40
          Tras unas sentidas palabras dirigidas a los hermanos, anuncian la apertura de las puertas
Se me ve a mí, detrás de la puerta interior asomando la cabeza...
Aunque parezca que no, es un momento emocionante. Desde dentro, cuando las puertas se abren delante de la Cruz de guía, te llega el sonido del estallido de aplausos que se produce en la calle. Da comienzo la estación de penitencia.

A pesar de que estuvimos allí más de hora y media, se me hizo corta la espera. Ver salir el paso del cristo desde dentro fue genial. A partir de entonces hubo más hueco y salimos del "corralito" para ir junto al paso de palio. Mi sorpresa fue que toda la banda se reunió también alrededor y tocaron una marcha cuando levantaron el paso. Sólo para los de allí, sólo para dentro de la iglesia. No sé si se escucha desde fuera porque la única vez que fui a verlo estaba tan lejos que apenas lo veía.

Mis capacidades como escritora no pueden ni siquiera llegar a expresar lo especial que es. Los sonidos, el olor a incienso, la música, lo que se siente. Saber que van más de 30 personas bajo el paso pero verlos moverse como si fueran uno solo, al compás de la música, pasito a pasito.

16.00
Salimos de la iglesia, al sol y calorazo de la capital, de camino a comer y ver otra procesión...

19.00
Yo: - AA, no estoy cansada, pero como tenemos que ir andando hasta el piso, prefiero irme ya
Sr.AA: - Perfecto, intentamos irnos

19.10
Sr.AA: - Por esa calle no se puede pasar... por aquella tampoco... el único sitio es éste y está lleno de gente
Yo: - Pues si no hay otra opción...

19.11 Entramos en calle Arfe

19.30 Seguimos en la misma calle, avanzando lentamente

19.40 Bueno, por ahí viene esta Señora,a las malas sólo tenemos que esperar que termine de pasar y la bulla se irá dispersando.

Paso de la virgen, petalda y saeta incluidas, la espera mereció la pena.

21.00 llegar al piso. Morir.

          Martes Santo y Miércoles Santo transcurrieron con otras anécdotas más comunes y el post sería demasiado largo, jeje.

          El título es crónica sevillana porque el miércoles a la 1 de la mañana, después de ver las procesiones correspondientes en el pueblo, me iba a Madrid el resto de la Semana Santa. Habrá otra crónica!

          ¿Cómo va la semana? ¿Planes para el finde?

*He pensado mucho si poner el nombre de la hermandad y la iglesia donde estuve pero finalmente decidí no hacerlo

4 comentarios:

  1. Qué interesante!!!!!! Yo este año no me he animado, no me vi con ganas de ver procesiones.
    Yo no soy creyente pero me gusta muchísimo la imaginería y suelo ir a ver alguna procesión, en Asturias las hay muy antiguas y preciosas.
    Qué privilegio ver algo tan íntimo y poder hablar con una persona que se ha dedicado a ello tanto tiempo.
    Como siempre me ha encantado tu crónica, me imagino el olor a incienso y los sonidos, hasta los gritos de cervezza,jeje. Un besín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marigem. A mí también me gusta verlas aunque es verdad que hay años que una va con más ganas que otros.
      Me sentí muy afortunada, la verdad, fue un momento que dudo que se repita alguna vez así que intenté empaparme de todo y tuve suerte!
      Un besitoo

      Eliminar
  2. Eso es vivirlo desde dentro, me encanta como lo cuentas, casi se siente una allí :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Laura, ya me gustaría explicarlo aún mejor... ^_^

      Eliminar