sábado, 14 de marzo de 2015

Impresiones del fin de semana en Priego

          El destino del fin de semana pasado: Casa Baños de la Villa (aquí su web), un hotel con baños árabes en Priego de Córdoba, un pueblecito junto a las Sierras Subbéticas.

          Mi idea era llegar a mediodía al hotel, pasearnos por el pueblo un poco, disfrutar del hotel y de los baños y al día siguiente hacer un poco de senderismo por alguna ruta de la sierra. Pero Sr.AA se había escacharrado un poco el tobillo y no quería forzarlo y... eso me sirvió de excusa para darme a la vagancia y no ir, jajaja.

          3 de la tarde y aún no habíamos llegado a Priego (es que claro, si nos levantamos más tarde de la cuenta, y se me olvidan cosas por las que tengo que volver, y luego tengo que ir a comprar tentempiés y piscolabis varios por si me entra hambre en mitad de la noche... pasa lo que pasa.

1ª Impresión: Madre mía qué filetaco!
Paramos en Lucena a comer, aparqué en el primer sitio que encontré, entramos en el bar más cercano, La Barrentina (por si alguien quiere buscarlo). No ponían tapas... Yo soy de comer poco y no sabía cómo iban a poner allí pero bueno, un día es un día. Pedimos un revuelto de champiñones y un entrecot. En mi vida había pedido yo entrecot en ningún sitio (llamadme cateta pero es así, no nos conocíamos de nada). Un revuelto que tenía mínimo 3 huevos, con champiñones y jamón de ese que se queda un poco pegaito al paladar. Ooooh, pa morir de bueno. Y el entrecot, bueno, le hice un book, con eso lo digo tó. Y junto con las bebidas, nos costó 17€ comer los dos! Yo no sé si allí eso es caro o barato pero comparado con Sevilla, está muy bien.

Con esta pinta, porque era un asador, pero con patatas y pimientos frit@s. La foto es de aquí

2ª Impresión: Po la carretera está mu buena para ser de las que traspasan un parque natural montañoso...

Una foto de una noticia, pero ésta es la carretera

3ª Impresión: ¿Esto es una calle de coches o sólo para motos?
Llegar a Priego fue fácil, lo difícil fue meter el coche dentro de él! El gps del móvil indicaba y yo pasé por calles de 3 metros de anchura sin acera y ¡de doble sentido!, y cuestas empinadas con coches aparcados a un lado y un acantilado por el otro... súperguay (nótese el tono irónico) Odio conducir y más por sitios desconocidos pero es que eso ya es demasiado. Por suerte yo no tengo problemas de controlar el coche porque en mi pueblo también es de cuestas y yo tengo mucho control con los pedales, pero vaya tela! Había calles de estas estrechísimas con sus fachadas blanquísimas y sus geranios colgados en las que de repente ¡veía una cochera! Y me llevé todo el tiempo pensando que aquello era una broma porque por ahí no caben los coches. No no.

Como de momento no puedo editar mis fotos, ésta es de Viajar por España (link)

4ª Impresión: Si lo llegan a esconder más, no lo encuentra nadie!
En medio de una de esas calles estrechísimas y blanquísimas, el hotel. Así sin previo aviso. Por dentro más espacioso, con varios patios para dar luz (típico de las construcciones árabes?). Sólo tiene 9 habitaciones, así que es muuy tranquilito, silencioso, eso más los baños árabes hacen un lugar ideal para ir a relajarse. El personal muy amables tod@s. Lo único que no me gustó es que la habitación no tiene cama de matrimonio sino dos camas pequeñas juntas. No señores no, si una pareja coge una habitación ahí es para dormir en la misma cama al menos! :S

Foto de Tripadvisor la terraza del hotel que estuve.

5ª Impresión: Momento Rey León
Hay una calle entera del pueblo que es un mirador a la sierra (justo al lado de donde está el hotel), de esos que cuando te paras a contemplar te entran ganas de poner voz de Constantino Romero (que en paz descanse) y decir aquello de " mira Simba, algún día todo lo que baña la luz será tu reino..."

Foto del mirador. Aquí

6ª Impresión: Si lo llego a saber me pido dos más.
Como hacía un día muy bueno, nos fuimos a pasearnos por el pueblo y nos sentamos en los veladores de la cafetería/bar de copas Dulce's, en lo que parecía una de las calles más céntricas del pueblo (vamos, que está enfrente del Ayuntamiento, entiendo yo que es el centro), y nos pedimos un copazo cada uno. Porque es algo que no solemos hacer (que la cosa está mu mala) pero ese fin de semana podíamos darnos el capricho. Uno, tampoco era plan de abusar ni de pasarse la tarde entera emborrachándonos en un bar. Pedimos la cuenta... 7€ ¡dos cubatas! Tiri tiri tirii

Me quedé con las ganas de uno así, jeje. Vía

7ª Impresión: Tienen un minibus turístico (sólo 8 plazas y es eléctrico por lo que parece) xDD
Obviamente me quedé con las ganas de montarme desde que lo vi, pero encontramos el sitio cuando ya lo estaban recogiendo)

Vía

8ª Impresión: Los sacudes y caen bellotas!
Entramos con nuestros albornoces del hotel (qué guay, tampoco había estado nunca en un hotel que tuviera albornoces) en la sala de baños y el recepcionista de allí nos explicó el orden en que hacer el circuito. Entramos y había otra pareja. Es una sala grande donde están las tres piscinas, las camillas de masaje, las mesitas con el té y una puerta que da al baño turco. Todo muy bien hasta que entraron 3 parejas más, jóvenes, que venían tod@s junt@s. Entraron hablando en voz alta, se metieron en en agua haciendo ruido, chapotearon en el agua tibia, uno se tiró en el agua caliente cual ballena y jugaron a echarse agua a la espalda en el agua fría...todo eso en 5 interminables minutos. Tuvimos medio minuto de paz cuando se metieron en el baño turco y después, vuelta a empezar. Hasta que llegaron los masajistas y ya tuvieron que comportarse.
Cuando terminaron los masajistas salieron de la sala, y otra vez voces altas, chapoteos y demás. La otra pareja se fue... y como eso ya no era ni relajante ni nada, decidimos irnos. Cogimos nuestros albornoces y tal como pasamos la cortina no habíamos terminado de secarnos los pies y ponernos las zapatillas cuando ya estaban tirándose en bomba a las piscinas, gritando, chapoteando (al menos es lo que parecía desde fuera). Ay, qué mayor me estoy volviendo ¿no? T.T

Vía

9ª Impresión: ¿Aquí no ponen tapas o qué?

10ª Impresión: Ha sido el viaje que más pechá de comer nos hemos dado.
Que si el entrecot, que si rabo de toro, que si jamón asado... platacos que ponen por ahí (que no sólo carne, también hubo revuelto, pasta, patatas y ensalada...).

          En definitiva, el hotel sí lo recomiendo (pero hay que reservar con bastante antelación y no esperéis aparcar en la puerta, ni cama grande) por la situación, la tranquilidad y quietud que se respira, los baños, modestos pero correctos (si no te toca una panda garrulos como a mí). El pueblo lo recomiendo también al menos para pasar un día allí. El asador al que fuimos en Lucena lo me gustó mucho pero los que conocimos de Priego, aunque la comida estaba buena y la atención también, no me encantaron. La cafetería de la calle Río sí me gustó porque tenía buen ambiente y camarero para la terraza y estaba en el centro y bien de precio.

          Y hasta aquí mis impresiones del viajecito porque podría contar mucho más pero la crítica gastronómica la haré en tripadvisor, jajaja

          ¿Conocéis el pueblo?
          ¿Tenéis alguna experiencia en baños de este tipo que queráis compartir?

10 comentarios:

  1. uy!! primero de todo, quiero ver tu critica en trip, asi que avisame por fi!

    Me ha gustado mucho la entrada, nunca habia oido hablar de ese sitio.
    Respecto a los baños turcos, he de decir, que los spas de esta zona igual, siempre hay algun grupo que como va en grupo, pues no se dan cuenta que los demas buscamos desconectar
    ¿y lo de los hoteles y ese empeño en 2 camas? supongo que muchas parejas mayores prefieren dormir en camas separadas por eso de las manias, pero que pregunten antes jobar!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé muy bien cómo funciona eso de trip, pero tampoco pongo nada del otro mundo, jaja, sólo busco el sitio y a veces comento :P
      Es inevitable que la gente que va en grupo quiera hablar, yo también lo hago, pero intento hacerlo bajito... y tampoco era plan de ponerse a callarlos :S Lo de las dos camas supongo que será por eso, pero vamos, a mí me hace la puñeta :(
      Gracias por comentar! Bsitoss

      Eliminar
  2. Ayyyyy que envidia por Dios!!!!
    Lo de los garrulos es inevitable, siempre los hay, vayas donde vayas.
    Lo de las dos camas, no sé, a mí en España nunca me ha pasado pero fuera de aquí sí que me pasó bastantes veces.
    me ha encantado la crónica, y me mata de envidia también.
    Lo del entrecot me hizo muchísima gracia. Yo nunca lo pido porque me gusta la carne muy pasada y siempre me los dan crudos así que he desistido porque me da rabia tener al camarero para arriba y para abajo. Una vez un camarero, en Lisboa, me dijo medio en portugués medio en Español que yo no debía de tener vitaminas en el cuerpo porque tomaba la comida quemada,jejeje, es que le hice ir varias veces pero me muero de asco, es que veo un poco rojo y me da mal,jajaja. Un besín y el pueblo se ve precioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste, jeje.
      Lo del entrecot es verdad que se supone que hay que comerlo medio crudo... pero a mí tampoco me gusta así. Tuvimos la suerte de que nos lo trajo bien hecho, aunque no le dijésemos nada. La verdad es que es una cosa que ni me di cuenta hasta después porque a mí me pareció que estaba bien hecho. Tuve suerte supongo :P
      Y oye, que si tienes que echarlo patrás 10 veces, pues se echa! Yo creo que prefieren ir poco a poco, no les vayas a decir "ahora está quemado" y se lo tengan que comer ellos :p
      Un besotee

      Eliminar
  3. Pues el pueblo no lo conozco, la única referencia que tengo de él, es que la mujer de un compañero de trabajo tiene allí parte de la familia y nos cuenta que siempre van dos o tres días en Semana Santa.
    Te diré, que de momento lo dejo para cuando sea mas mayor y no me apetezca coger avión para ir fuera de España.
    Pero me ha gustado leer tu versión de la historia.
    Besos guapísima.
    Marita
    http://ganchilloyalambre.blogspot.com.es/2015/03/gitana.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con lo que viajas tú, normal que lo quieras dejar para más adelante, jaja. Es un sitio muy tranquilo pero para pasear tiene un montón de cuestas, tampoco es fácil, jaja.
      Gracias por pasar por aquí! Bsitoss

      Eliminar
  4. jajajaja el momento minibus me ha encantado!! creo que es el mas pequeño que he visto jajaaj si eso ya que pongan un carrito de esos de golf... jejej

    y el momento rey leon... que bueno!! cuando he visto la foto no he entendido el momento, pero luego al leer tu comentario me he acordado de cuando mufasa le dice eso a simba, y tienes toda la razon jajaaj

    me ha encantado tu critica!! :)

    un besito!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, es verdad que parece un carrito de golf pero alargado! Y de verdad de verdad que uno más grande es que no cabría por las calles de ese pueblo!
      Lo del rey león es que me sale solo jajaja
      Me alegro que te guste! ^_^ Bsitoss

      Eliminar
  5. ay nena que fin de semana tan ideal y qué chollazos, ese entrecot me ha hecho babear y son las 9 de la mañana.....
    Por cierto.....los del spa.....los hubiera estrangulado....en esas ocasiones sale mi vena asesina acusadisima!! jajaja

    Besinossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí sí, estaba en plan "ganas de matar aumentando..." pero decidí que mejor los dejaba vivir e intenté el "oooooohm oooooohm"... no me sirvió de mucho, jaja.
      Definitivamente hay que irse a los pueblos perdidos de por ahí para comer bien y barato, jajaja.
      Bsitoss

      Eliminar