miércoles, 14 de enero de 2015

Tortitas de avena

          Últimamente parece que tengo una pereza mortal a meterme en la cocina. Bueno, a todo en realidad...
Pero el otro día me tocó hacer un favor a HermanaPequeña y ayudarla con unas fotos que tenía que hacer.

HermanaPequeña (se llama E, y no pongo las siglas de Hermana Pequeña porque parece otra cosa...):
- oyeeee... me vas a ayudar a una cosa???...
Yo: - Pffff, qué quieres??
E: - Tengo que hacer unas fotos, necesito que alguien esté ahí y nadie más me ayuda...
Yo: - Jooo, que estoy resfriada
E: - Bueno, tengo que hacer unas cosas antes, ahora te digo

Horas después:
E: - Oyeeee, ¿vas a ayudarme con eso?
Yo: - Que no tengo ganas. Además, no habrá que salir de casa ¿no?
E: - Una parte hay que hacerla aquí, es una receta
(maldita mi estampa por no negociar con ella en ese momento que me haga fotos mientras yo hago las recetas del blog)
Yo: - Bueeeeno

Al rato:
E: - Ya voy a hacer las fotos, ven
Yo: - Vale
Llego y no hay nada preparado
Yo: - Tendrás cara?! Lo preparas tú mientras yo te espero en el sofá bajo la mantita, que yo soy la modelo, no la pinche! Hombre ya!

Pasados 5 minutos
E: - Venteeeee, que no sé cómo ponerlo

Y ahí estaba yo, trayéndole cuencos y midiendo ingredientes ¬_¬.

Después de la receta:
E: - Pues tengo que hacer las fotos en el parque...
Yo: - ...
E: - Veeeengaaaaa

(desde luego he de reconocer que admiro su insistencia, yo me hubiera cansado a la segunda vez y me hubiera ido dando un portazo)

Yo: - Pues nada, vamos antes de que se haga más tarde y te quedes sin luz
         ¿Pero porqué ahora fotos en el parque?
E: - Porque tengo que contar una especie de historia mediante las fotos. Haces estas tortitas tan sanas para llevártelas por ahí de paseo saludable por el campo.
Yo: - Aaaam, ya veo

          Después de pasar como un cuarto de hora montada en la bici en medio de un camino, quieta porque con la poca luz que había saldría movida si no, cambiamos de ubicación. Divisamos una rata pegando saltitos no muy lejos de allí. Hizo más fotos y las últimas ya conmigo en tensión porque estábamos allí en medio de la maleza, empezaba a oscurecer, y se oían muchos ruidos raros por allí...

          Y ahora, la receta! 

Ingredientes:


- 2 vasos de avena
- 1 plátano
- 2 huevos
- Una cucharada de azúcar
- Leche para aligerar la masa

Preparación:

Primero echamos la avena en la thermomix (o cualquier otro aparato que pueda molerla) para hacerla harina.


Después simplemente pusimos los demás ingredientes. Con cuidado de echar poca leche para que no salga demasiado líquida. Se bate y se añade leche en la medida que se quiera más líquida.

Se ve que nosotras no añadimos suficiente, porque quedó muy espesa y ni siquiera se extendía!

Se pone al fuego una sartén antiadherente con una gotita de aceite.


Tenemos ésta tan pequeñita que hace las tortitas siempre del mismo tamaño (en el caso de que la masa esté suficientemente líquida, claro)

Ponemos una cucharada, dejamos que cuaje y damos la vuelta hasta que se haga del todo.

Lo bueno es que quedando tan gorditas, no quedaban secas, eran esponjosas y jugosas.



Como decía, la cuestión era comérselas en el parque. O más bien, hacer como que las comía porque claro, no podía ir comiendo sin saber cuántos intentos harían falta!


          ¿Os parece una alternativa para desayunar o merendar?
          ¿Os gusta la avena tan poco como a mí?

10 comentarios:

  1. jajaja me he reido mucho!!! pues al final os quedo todo muy bien, la receta y las fotos!! y a mi tampoco me gusta la avena... jejej

    un besito guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, las tortitas bueno, digamos que podían haber sido más favorecidas, jajaja.
      Un besote Marta, gracias por comentar!

      Eliminar
  2. Jejejej, lo cuentas con mucha gracia!!!!1 Te voy a copiar porque yo siempre tengo avena y plátanos en casa. Un besín y te quedaron muy bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciaaas. Mi hermana sí que se hace mucho estas tortitas, yo no soy muy fan, aunque es verdad que el plátano le da mejor sabor, jeje.
      Bsitoss

      Eliminar
  3. Oye, que no sabías que trabajabas de modelo!!! jejejejeje me he reído mucho con tu entrada en serio. Nunca se me había ocurrido hacer tortitas pero las pienso hacer un fin de semana para merendar o desayunar (que entre semana siempre voy de culo) ya te contaré... Así de paso aprovecho y estreno mi nueva picadora, que el otro día me compré una en el lidl.. (hija, estoy de un consumista que no te puedes ni imaginar, estos días me he llevado medio lidl a mi casa jajaja).

    Un besazo reinaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una, que es así de polifacética, jajajajaja. Wooo, Lidl forever xD Yo tengo la mixer ahí sin estrenar también, a ver cuándo me arranco a ello. Ya me contarás si te gustaron las tortitas!!
      Un beso enormee

      Eliminar
  4. ¡¡Que bueno!!, veo que tu hermana es taaaaan insistente como la mía, jajaja. Haces lo que sea con tal de no volver a oirla y que te deje tranquila, pero jodía...siempre se sale con la suya.
    Las tortitas tienen buena pinta, pero no se si me gustarán, porque la verdad no he probado nunca la avena... no se yo!!
    Muchos besos.
    Marita
    http://ganchilloyalambre.blogspot.com.es/2015/01/premio-mejores-amigas-de-blogger.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ella dice que no, pero creo que cada semana me enreda pa algo y se sale con la suya!! Qué le vamos a hacer, si es que son así! xD
      Yo compré la avena para una tarta que sí que quedó muy buena, y a mi hermana se le ocurrió darle este uso que tampoco está mal, es cuestión de probar con qué te gusta.
      Un besazoo

      Eliminar
  5. Las desayuno muy parecidas casi todos los días ultimamente


    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un buen desayuno, aunque yo prefiero para merienda porque soy incapaz de pasar sin mi tostada por la mañana, jaja.
      Bsitoss

      Eliminar