jueves, 18 de diciembre de 2014

Tarta de queso sin lactosa

          Por suerte de hace unos años hasta ahora los productos alimenticios para personas con alguna intolerancia se han hecho mucho más comunes. Desde que apareció Mercadona y sus productos sin gluten estoy segura de que a much@s celiac@s les cambió la vida, jeje. Y a mí con la intolerancia a la lactosa, otro tanto.

          Sin embargo sigue siendo más caro que los productos normales. Hice una tarta de queso por mi cumpleaños e hice la misma tarta para el cumpleaños de mi hermana con la diferencia de que la mía era sin lactosa y la de mi hermana, normal. Mi tarta costó como el triple que la otra. Desde luego es un precio que pagas con gusto cuando son tan pocas veces al año en que comes pasteles... si es que fuera el caso, jaja. Me salto "mi dieta" bastante :S

          Por si alguien está en la misma situación, pongo lo que usé yo para la tarta sin lactosa. Pero con la misma receta se puede hacer también normal con lactosa.

          Ingredientes:
Base:
- Un paquete de galletas tipo Digestive
- Margarina
Relleno:
- 250 gr. agua
- 1 sobre de gelatina de limón en polvo
- 400 gr. queso de untar sin lactosa "lactofree" de Arla (lo compré en Eroski, no lo he visto en más sitios)
- 200 gr. nata de montar Kaiku (la encuentro en grandes superficies)
- 40 gr. azúcar
Cobertura:
- 150 gr. agua
- 1 sobre gelatina de fresa o frambuesa

















          Preparación:

- Triturar las galletas. Reblandecer o derretir dos cucharadas grandes de margarina y mezclar con las galletas hasta formar una pasta consistente (esto más o menos a ojo, añadiendo más galleta o más margarina si es necesario).



- Extender la pasta en un molde desmontable. Para un paquete de galletas yo uso un molde de 26 cm

- Dejar enfriar



- Por otro lado poner a hervir el agua. Añadir la gelatina e limón en polvo cuando esté hirviendo y remover bien

- A esa mezcla, dejando el fuego al mínimo, añadir el queso, la nata y el azúcar, removiendo hasta que esté integrado, que se retira del fuego

- Dejar templar un poco y verter en el molde

Se quedarán pompitas como éstas y mi recomendación es que
se intenten quitar las más posibles pasando una cuchara o pinchándolas
con un palito. Si no, se verán a través de la cobertura.

- Se deja enfriar y se guarda en el frigorífico hasta que esté completamente cuajado

- Para la cobertura solo hay que hervir 100 gr. de agua y una vez que hierva verter la gelatina de fresa (yo prefiero de frambuesa pero muchas veces no la encuentro!) y remover hasta que se disuelva completamente

- Apartar del fuego y añadir los 50 gr. de agua restantes, mezclando bien

- Dejar templar y luego verter sobre el relleno en el molde

          Una vez que se cuaje, ya está lista para comer.

          Como soy tan desastre para las fotos tengo pocas de la tarta entera y ninguna del corte. La verdad es que los cortes no fueron bonitos porque éramos tantas personas que se cortó en cuadritos en vez de cuñas (cunde más).

Aquí una plantilla para ver cómo cortar las tartas de forma eficiente. Vía

          Decorar esta tarta es muy agradecido además. Queda muy bonita con cualquier cosa. En la mía simplemente compré moritas rojas en el kiosko (esas gominolas que parecen moras) y as puse alrededor, con las velas en medio. Decoración suficiente para mi gusto. Además es de las chuches que más me gustan!.


          Lo que más le llama la atención a la gente de esta tarta es lo lisa y brillante que tiene la superficie. Algunas me preguntaron cómo lo había hecho y es que ellas suelen poner mermelada directamente por encima de la tarta, con lo que queda muy rico, pero de superficie irregular. También se puede innovar en esto, una vez vi una tarta a la que le habían puesto dulce de leche por encima en vez de la típica mermelada roja. No la probé pero me dijeron que estaba muy rica.

          Yo la tarta de queso la veo superfácil de hacer, pero es que nunca la había hecho. Me ha gustado mucho y no descarto hacerla de nuevo. Eso sí, como sean muchas sin lactosa, me arruino!

          ¿Os gusta la tarta de queso o seguís prefiriendo la de chocolate? xD
          ¿Mejor innovar o acertar seguro con lo de siempre?

5 comentarios:

  1. Te ha quedado genial!!!!!
    Tienes toda la razón. Me han recomendado tomar leche sin lactosa y estoy asustada, me cuesta bastante más que la otra, y eso que me han dicho que le queso y los yogures puedo tomarlos normal, sino me arruinaría.
    Un besín y las moritas le dan un toque genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, cuánto lo siento! Espero que sea solamente en la leche y no tengas que dejar también helados y demás. Los yogures se toleran bien porque ya tienen la enzima necesaria, los quesos cuanto más curados, menos leche.
      A cuidarse! Y muchas gracias por pasar por aquí y por tus comentarios. Bsitoss

      Eliminar
    2. Gracias guapa. Es por culpa de un problema de vesícula(me la quitaron hace años y de repente la leche con lactosa me sienta fatal) y dicen que creen que los helados pueda tomarlos, aunque sin abusar.
      Un besín.

      Eliminar
  2. Pues me apunto la receta de esta tarta... mi suegra hace una tarta de queso pero pone muchos tipos de quesos diferentes!!!!!! Esta la veo mucho más sencillita de hacer y más asequible.

    Un besazo reina!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es muy sencilla de hacer! Ya me contarás si la haces ;)
      Un besote guapaa

      Eliminar