viernes, 5 de diciembre de 2014

Crónica de tres bares

          Como ya conté aquí, hace poco estuve todo un día por el centro de Sevilla. Aparte de pasear por la bella ciudad, lo más típico que hacer aquí es ir de bares. De hecho cuando le enseño la ciudad a alguien, en la ruta hay tantos monumentos como paradas en bares, porque forman parte no sólo del paisaje sino de la tradición.

          El otro día ni siquiera íbamos de visita a la ciudad, simplemente a estar con la gente vivir el ambiente. La primera visita: la cervecería Las Columnas (enlace a Tripadvisor). Una cervecería de las de aquí de toda la vida. Si te pones en la esquina, se ve la Giralda, por lo que su situación no puede ser mejor.

Vía

          Todos los fines de semana está lleno de gente, y es una callecita poco transitada, por lo que se puede estar fuera, que eso aquí le encanta a la gente. Normalmente dentro está lleno y fuera hay el triple de gente! (los días que llueve no, claro está, pero éso son sólo un par de fines de semana al año). Obviamente hay un ambientazo. Muchos extranjeros pero también gente de Sevilla. Así que si venís por aquí, no dejéis de visitarlo. Lo más típico es tomarse una caña de Cruzcampo, pero también tienen vinos (es bodega). Las tapas son las típicas que puede haber en cualquier otra cervecería de aquí, las tienen apuntadas en las pizarras, de modo que cuando se acaben, las borran :P

De lo más típico que se puede pedir ahí: montaito de pringá. Vía

          Aquí normalmente las cervecerías son autoservicio, así que una misma va a la barra a pedir y paga en el momento (a menos que ya te conozcan, claro). A veces es un poco engorroso cuando se va en grupo, pero el precio lo merece (esto siempre sale más barato) además en la barra se conoce gente (atención solter@s :P). Los camareros son de los típicos que hay aquí. He visto gente venir de fuera y "asustarse" porque los camareros le traten como si fuera un/a amig@ de toda la vida. No preocuparse, es normal :P (que también los hay malajes, no digo que no, pero la mayoría de ellos son simpáticos, siempre tienen una broma o un piropo en la boca y no paran hasta que sirven a todo el mundo).


          Después estuvimos tomando vinos justo al lado, en un local que se llama El Tenderete (Yelp). Quiso Internet que fuera así (ya conté que las extranjera buscaron en el móvil un sitio donde tocaran flamenquito).

Vía

          Por aquí es muy común el vino de naranja, lo ponen en muchos sitios y es un vinito dulce, pero no tan espeso como un Pedro Ximénez por ejemplo. Ojo porque está muy bueno pero también se sube sin que te des ni cuenta y a mitad de la fiesta estás bailando como si nadie te estuviera mirando.


          Este sitio es muy muy pequeño. Básicamente es un pasillo (lo cual no es extraño por aquí, los he visto incluso más pequeños), con la barra en uno de los lados y un hueco algo más grande al fondo (desde que termina la barra hasta la pared) donde tienen asientos y se ponen los que van allí con su guitarra, cajón o lo que quieran para tocar y cantar lo que se les antoje.

Vía

          También había buen ambiente, al menos el sábado. Allí se puede comer además de beber, pero la hora no nos acompañaba para hacerlo nosotros, así que no tengo opinión de la oferta de aquí. Me lo pasé muy bien allí, fue divertido pero no es apto para claustrofóbic@s, lo advierto.


          Por último ese mismo día fuimos al Dúplex. Ni me preguntéis dónde está porque yo por esas calles me pierdo. El centro de Sevilla no es muy grande pero es un laberinto de recovecos y adoquines para alguien con tan poco sentido de la orientación como yo.

Vía


          Como ya conté, entramos porque nos llevó hasta allí una de las del grupo, y en la puerta nos dieron unos flyers regalando una copita de sangría pidiendo una tapa. Tengo sentimientos ambivalentes con el sitio:

- La sangría estaba muy buena, sabía a canela y clavo y es algo a lo que no estoy acostumbrada
- Había dos camareros correctamente atentos y simpáticos y otro que no lo era nada. No sabemos si es que ese día no había tomado All bran o qué
- Las tapas estaban buenísimas y habían varias opciones que no eran tan comunes. Muy bien presentadas, muy buenas de sabor, y valían lo que costaban (o más).
- Hubo problema y confusión con las mesas. Nos esperamos un rato y cuando nos iban a sentar, se dieron cuenta de que había una familia allí esperando de antes que nosotros. Nos acoplamos al final en una mesa alta nada cómoda y aún así nos cobraron el servicio de mesa. Creo que para eso tenían que haber puesto allí mesas de las normales y ya está. Ellos sabrán, desde luego, pero a mí es algo que me cortó un poco el rollo.
- Cuando pedimos más pan nos lo trajeron sin problemas, y todo lo que preguntamos y necesitamos los camareros fueron muy amables en atendernos (dos de ellos, como digo)
- El camarero sieso fue el que nos tomó nota, se fue, al rato empezaron a servir a cada uno su tapa menos a dos chicas que habían pedido lo mismo... cuando ya estábamos todos comiendo le preguntaron por su comida y resulta que no había. ¡Y el camarero no nos lo había dicho! Vamos lo lógico es que en cuanto te enteres, avises a la gente que lo ha pedido, para que puedan pedir otra cosa, no dejarte esperando.
- Una vez que el otro camarero se dio cuenta, se dieron mucha prisa en traer la carta de nuevo y ponerles sus tapas. Seguramente les dieron prioridad para arreglar el asunto, cosa que está muy bien, la verdad.

Vía

          Por todas estas cosas tengo sentimientos encontrados con este sitio. Hubieron cosas que estuvieron mal (y eso que yo no soy un cliente difícil, no me quejo si tardan o si no hay algo de la carta o si la comida no me gusta...) pero las solucionaron rápido y bien así que queja queja no puedo tener, la verdad.

(los nombres de los sitios son enlaces a tripadvisor o yelp, donde viene la dirección y comentarios)

          ¿Alguna vez os ha pasado algo como esto en un bar?
          ¿Os parece bien que haga una nueva sección a modo de "mi guía particular de Sevilla"?

10 comentarios:

  1. pues tengo yo que volver a Sevilla que hace añisimos que no voy
    Ese vinito me lo apunto!! hummmmm
    Q gracia me ha hecho la foto del cajón flamenco, me recuerda a la temporada en que me dio por aprender a tocarlo, dios qué mala era jajaja
    Besinnnn y feliz puente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo es que te dio por aprender a tocar el cajón?! Eres una caja de sorpresas xDD Yo es que ni lo intento, tengo mal oído a tope, jaja.
      Y síii, vuelve a Sevilla y avísame!! :D
      Un besotee

      Eliminar
    2. pues verás....Sicilia....1920...jajaja no no, fue hace años en Córdoba, se fue la luz y de repente unos empezaron a montar fiesta con un cajón y cuando me volví me dije....esto lo quiero aprender yo.Total que empecé con las clases, y hasta debuté en el centro municipal jajaja pero chica era mala, y ahí está mi Manolin (que tiene nombre) haciendo de mesita auxiliar

      Eliminar
    3. Jajajajaja, para algunos no es impedimento no tener electricidad para que haya fiesta. Pero oye, al menos lo tocaste, aunque ahora tengas una mesita auxiliar la mar de original. Manolín, jaja, es que no me he podido reír más!!

      Eliminar
  2. Yo estoy como Fanny, tengo Sevilla en el lejano recuerdo.
    Me ha encantado tu frase sobre camareros malaje, por favor que buena.
    Soy claustrofóbica así que uno de los sitios descartados pero los otros me los apunto, y bailaré como si no hubiera nadie mirando, jejeje.
    Besín guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aquí hay bastantes sitios de esos claustrofóbicos, pero no te preocupes que la mayoría de la gente se queda fuera, así que ningún problema!! ;)
      Pues nada, visita a Sevilla de nuevo ¿eh? :D
      Un besazoo

      Eliminar
  3. Ayyy una de mis ilusiones es ir a Sevilla... a ver si me puedo dar el lujazo de hacer una ruta por Andalucía en un tiempo no muy lejano!!!!!! Cuando llegue ese día te voy a llamar para que nos vayamos juntas de baressssss.

    Un besazo reina!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiiii, yo espero que sea pronto!! :) Me encantaría conocerte en persona y poder enseñarte esto. Y ya si eso devolverte la visita y conocer aquello también, jejeje :P
      Un beso enormee

      Eliminar
  4. que recuerdos tengo de sevilla en esta epoca. Y es que si Sevilla es de bares, Toledo también; así que sabes que tienen pendiente venir ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, hace mucho que quiero visitar Toledo, la verdad. Bueno ya te lo dije en alguno de tus post, jeje. Nada, ya puedes ir recomendando algunos sitios :P

      Eliminar