martes, 20 de mayo de 2014

Mens sana in corpore sano

          Me desespero últimamente buscando inspiración... y es que hay días (o semanas) en las que mi mente parece inútil, simplemente no tiene ganas de pensar.

          Llevo ya meses pensando en apuntarme a un gimnasio o algo. Que mi cerebro necesita movimiento. ¿Un gimnasio de cerebros? No, no. Pero el cerebro necesita oxigenarse, y ahí entra el ejercicio del cuerpo. Mejora la circulación y (con suerte) mi respiración y con esto llega más oxígeno al cerebro.

     Ergo, ¿cuanto mejor está el cuerpo, mejor está la mente?

Os imagináis??
Vía
   
     Está claro que se necesita un equilibrio...
Vía

     Estuve a punto de ir (al gimnasio) hace dos semanas... no fui. La semana pasada estaba decidida y... me levanté mu malita! Así que nada, mi cuerpo se rebela contra mí! (contra sí mismo en realidad ¿no? tsss)
Y así sin venir mucho a cuento... hace tiempo que no hago pasteles :P  (las cosas que se me ocurren cuando pienso en hacer deporte).

Vía

          ¿Conseguiré finalmente arrancar?

10 comentarios:

  1. Venga mujerrrrr al principio cuesta activarse pero luego viene todo seguido... Yo hace tiempo que me apunté a aquagym y ahora necesito que sea martes o jueves para ir a la pisci a mover el esqueleto... y eso que yo era anti-gimnasios!!! Eso si, yo paso de spinnings, runnings y demás... yo con mi clase de aquagym soy más feliz que una perdiz.

    Un besazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por aquí creo que no hay opción de ir solamente a una piscina, pero (creo que ya te dije alguna vez) yo creo que el aquagym sería buena opción para mí :)
      Bsitoss

      Eliminar
  2. Es hasta dar el paso...hay que animarse y te lo digo yo que ahora me he quedado pensando en los pasteles, jaja
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains sí, supongo que todo es empezar, jeje, pero ¡cuesta tanto! xD
      Yo también me quedé pensando en los pasteles!!! jajajajaja
      Un besoo

      Eliminar
  3. Venga, todo es empezar Yo al gimnasio no voy pero me muevo lo que puedo. Desde hace algo de tiempo salgo con mi marido desde as ocho de la mañana a caminar hasta las nueve y media o diez(los findes bastante más porque hay tiempo), muchas veces caminamos con los pies en el agua por la playa, que se hace bastante ejercicio y luego yo voy a la piscina(no luego al momento sino a lo largo del día) monto en bici normal, en estática, y cada tarde damos también un paseo largo dependiendo del tiempo libre, adaptamos la hora, me da igual ir a las cinco que a las nueve, intento organizarme. Me pasa una cosa, cuando cojo el ritmo de moverme no puedo parar pero con el sedentarismo me ocurre igual, si me quedo varios días en casa por algún motivo luego me da pereza volver a salir. Un besito y a por todas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos, que no te hace falta gimnasio! Yo es que me veo con poca fuerza de voluntad para hacerlo por mi cuenta, por eso me planteo lo del gimnasio, la verdad.
      Yo creo que los hábitos se cogen para todo, tanto bueno como malo, y llevo mucho tiempo sentada!
      Un besotee

      Eliminar
  4. Angie, como te entiendo. Yo quiero volver (he estado apuntada al gimnasio varias veces) a hacer ejercicio, pero me puede la pereza. Siempre busco alguna excusa.
    Y como bien dice Marigem, cuando coges el ritmo no paras. Yo hay semanas que estoy de vaga vaguisima, y otras que me apunto a hacer mil planes o actividades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Depende de cómo te coja el cuerpo, claro. Pues eso, a ver si cogemos el ritmo, jeje

      Eliminar
  5. El ejercicio es tan importante!! yo siempre que estoy en mis rachas de deporte todos los días (sí, soy un desastrillo y aún no lo he convertido en hábito :P) lo noto en todos los aspectos de mi día a día!!

    Espero que lo consigas!! :D:D
    Besotes!
    Laura | Miss Lavanda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo espero, gracias! Y también notarlo, como dices. Ánimo a ti también ;)
      Bsitoss

      Eliminar