lunes, 3 de marzo de 2014

Con algo de fruta

     Aaay, la edad a la que estamos llegando. Hace unos años los sábados por la tarde los pasábamos en casa durmiendo la siesta y/o arreglándonos para luego salir de fiesta... y ahora nos dedicamos a ir de merienda

     El sábado fuimos a merendar a casa de C, ya que ella y Ñ habían traído piononos de su viaje a Granada (qué ricos). Como éramos muchos, decidí llevar yo unos cupcakes también (y buena excusa para hacerlos!).

     Esta vez, como indica el título, con algo de fruta: plátano. Siempre me ha gustado el plátano y queda genial con el chocolate, así que...


     La verdad no recuerdo de dónde salió la receta porque las voy a puntando en una libreta. Y es posible que sea una mezcla entre varias recetas de Internet y la que siempre uso para bizcocho pero modificada... En todo caso, os la escribo aquí:

     Ingredientes magdalenas:

- 110 gr. de aceite de oliva (como lo peso en la thermomix, todo va en gramos)
- 125 gr. de azúcar glas
- 1 huevo grande
- 1 cucharada de levadura
- 125 gr. de harina para bizcochos
- 2 plátanos maduros
- pepitas de chocolate

     Ingredientes nata trufada:

- 200 ml. de nata para montar (en mi caso Kaiku sin lactosa. Nata con 38% de grasa)
- 150 gr. de chocolate negro para postres

     Me decidí por este frosting porque la buttercream no me acaba de salir bien ni de gustar demasiado. Me resulta excesivamente empalagosa y grasienta. Además creo que esta cobertura sabe más a chocolate y es más ligera.

     Preparación: 

     En esta ocasión, empezamos la casa por el tejado, o lo que es lo mismo, empecé por la cobertura. En un cazo se pone a calentar la nata a fuego bajo, con el chocolate en trozos (lo más pequeños posible, aunque raro es si consigo algo más pequeño que la onza en la que ya viene medio cortado...). Se remueve lentamente hasta que se derrite todo el chocolate y se integra con la nata. Se deja enfriar completamente.

     En mi caso, lo puse en el bol donde suelo montar nata para que se enfriara antes, y una vez templado, lo metí al frigorífico.

     Después la masa de las magdalenas. Hay que precalentar el horno a 180º. Se baten todos los ingredientes líquidos y después se van añadiendo los sólidos poco a poco (excepto el plátano), integrando todo bien. Queda una masa bastante espesa, así que cuidado con el aparato que uséis, que tenga suficiente potencia. O cuidado con las agujetas del brazo!
Finalmente se incorpora el plátano triturado. 

     En mi caso lo hice a mano, y el plátano también fue triturado a mano, con un tenedor es suficiente, sobre todo si los plátanos son maduros.

El plátano a la izquierda y el resto de los ingredientes a la derecha.
Se puede ver la consistencia...



     Una vez se añaden los plátanos, la masa queda un poco más ligera, pero no mucho.

     Me dio para rellenar 16 cápsulas de las normales y una vez llenas (hasta 3 cuartas partes de su capacidad como máximo, porque si no, rebosan) les puse las pepitas de chocolate. 

     La última vez que usé pepitas de éstas las incorporé a la masa, rellené las cápsulas y horneé. Cuando las saqué me di cuenta de que todo el chocolate estaba en el fondo. Para que no ocurriera, puse las pepitas encima. 

     Pero tampoco podían estar encima simplemente porque se queman con el horno, las hundimos un poco con un palillo (aquí Sr.AA ayudándome)


     Se meten al horno, a 180º, unos 15 minutos (más o menos)

     Mi madre siempre me dice que me fije en la hora en que meto las cosas al horno, para saber cuánto tiempo han de estar... pero a mí siempre se me olvida. Me preocupa más cuando lo que cocino está en la olla a presión, porque eso no se puede abrir para ver si ya está hecho o le falta cocción... pero en el horno se puede ir mirando. Yo soy más de hornear a ojo. Cuando veo que ya han subido y que están empezando a dorarse, abro el horno, pincho uno de ellos con un palito de brocheta y si sale limpio, es que ya están. Esta vez, tuve que pinchar unos cuántos porque siempre me salía manchado de chocolate :P



     Se dejan enfriar en una rejilla. Si hay prisa, cuando ya están templados (no calientes) se pueden meter un poco en el frigo o incluso en el congelador. Los metí unos 3 minutos y no da tiempo a que se sequen ni cojan mal sabor ni nada.

     A estas alturas el ganaché de nata y chocolate que se metió en el frigorífico ya estará bien frío. Metemos batidora de varillas para montar la nata.

     De esto no tengo fotos porque ya iba con prisas. Pero es muy gracioso, el ganaché es de color oscuro, pero en cuanto empiezas a batir, cambia de color y se pone más clarito. Una vez bien montada (de hecho, demasiado, porque me quedó un poco dura), se mete en la manga pastelera / bolsa de congelados que yo uso con la boquilla Wilton 1M encasquetada (no es necesaria, pero como me la compré porque me hacía ilusión, pues lo digo) y a decorar!


     Para completar la decoración, lo suyo era ponerle una de esas rodajas de plátano seco... pero no tenía. Así que, siguiendo la sugerencia de Sr.AA (una fuente de ideas de todo tipo y en todo momento) rallé un poco de chocolate blanco por encima.

     Estaban de vicio, pero creo que pueden mejorarse. Lo bueno es que los hice y se comieron, no tuve que estar sufriendo toda la semana por si se estropeaban sin que nadie se los comiese... No quedó ni uno! (en parte porque yo me comí dos, jajaja)

     ¿Os animáis con éste?

6 comentarios:

  1. Jejejejejej, que bueno lo de la edad. Me apetece hacer las magdalenas versión bizccho, yo creo que tiene que quedar bien. Te han quedado genial, eres una artista. Un besín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En bizcocho tiene que quedar muy bien también, y seguro que sabe más a plátano, jeje
      Gracias guapa. Un besotee

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Jeje, yo ya esperando para la próxima :P
      Bsitoss

      Eliminar
  3. oye oye, que yo si hace falta también os invito a merendar

    ResponderEliminar