jueves, 6 de febrero de 2014

Tarta especial

     El fin de semana pasado tuvimos celebración. Un buen amigo volvía después de pasar 2 meses fuera (no es que sea tanto tiempo, pero cogieron las navidades y su cumpleaños por medio!) y cualquier excusa es buena para reunirnos, comer, beber, pasar un buen rato y de paso darle una sorpresa!!

     A la hora convenida su hermana nos recibía en su casa mientras el hermano (artífice de todo) se lo había llevado fuera a hacer recados para darnos tiempo a llegar. Indescriptible su cara cuando nos vio a tod@s mientras abría la puerta y quitaba al perro de en medio (que como buen perro fue corriendo a saludarlo sin esperar su turno...). Yo creo que no se lo esperaba porque parecía estupefacto, jaja. 

     El caso es que desde hace un tiempo se ha convertido en un fiel seguidor del Doctor, como yo, y llevaba tiempo pidiendo que le hiciera pasteles con forma de los personajes. Finalmente encontré el momento adecuado en esta fiesta y me decidí por la TARDIS!!

   
tardis
Es la nave del Doctor
      Lo primero que pensé es ¿y cómo hago yo esto? Porque hay gente que la hace en 3D y eso es demasiado para mí. Hice una tarta normal, en plano, pero con el dibujo de la puerta como decoración. En fondant. No es que sea gran fan de ello, pero la verdad es que una vez que te acostumbras un poco a manejarlo, es lo más fácil de modelar. Importante: tener un colorante adecuado.

plantilla tardis


     Yo suelo tener fondant (pasta de azúcar) blanco y los colorantes aparte. Otra opción es comprar el fondant ya coloreado. Pero más importante es el diseño. Busqué un dibujo que me sirviera de plantilla y la imprimí.

     Me ayudé con la regla y el cuter para recortar el contorno de fuera y de las molduras de las puertas y poder usarlo luego en el fondant.






















fondant o pasta de azúcarfondant o pasta de azúcar

     Después cogí un trozo de la pasta de azúcar, la amasé muy bien (esto es importante porque si no, no queda elástica), y le puse colorante a raudales.


    Como  me parecía claro, volví a echar más colorante (colorante en pasta azul azteca de la marca Sugarflair) y seguí amasando y amasando hasta que todo el color fue uniforme (advierto que si lo hacéis, tengáis paciencia porque es bastante trabajoso).

     En una superficie lisa y antiadherente lo extendí con ayuda de mi nuevo rodillo de Ikea (regalo de reyes :D). En el hule mismo no se pegaba nada, y en el rodillo tampoco y eso que creí que se pegaría porque es de madera. 

     Una vez extendido, puse la plantilla encima, "recorté" los bordes y marqué los huecos. No tengo fotos del proceso porque me tuvo absorbida durante varias horas, pero recorté 3 cuadros de fondant blanco para ventanas y cartel y un rectángulo largo y fino para el letrero de arriba. Me había comprado un rotulador de tinta comestible negro para pintarlo (qué ilusión poder estrenarlo!) y con él pinté las letras del cartel (no las que pone originalmente, sino mi dedicatoria al homenajeado) y el letrero de Police box (lo coloreé dejando en blanco las letras).

     Después lo dejé bien tapado e hice un bizcocho básico de yogur (usé yogur griego de straciatella y quedó genial).

Bizcocho básico yogur

     En vez de molde redondo como pone en la receta, usé uno cuadrado para poder darle la forma deseada a la tarta. Lo corté por la mitad una vez frío y lo rellené y cubrí con ganache de chocolate negro.

tarta TARDIS
(perdón por la iluminación tan mala!)

     Después de meterlo unos 5 minutos al congelador para que el ganache estuviera bien frío, puse por encima el fondant con la forma de la cabina.

tarta TARDIS

     Recorté todo el sobrante, aunque me dí cuenta de que al levantarlo se había estirado un poco de un lado. Así que cuidado con el fondant al moverlo o trasladarlo porque se estira!

tarta TARDIS


     Lo mejor es que estaba muy rica. A mí me gusta el chocolate negro y creo que fue un acierto porque el fondant ya aporta mucha dulzura al conjunto. El puntito amargo del chocolate hacía que la tarta no quedara empalagosa. A casi todo el mundo le gustó. 

     Me dio hasta pena que la cortaran, jajaja.

     ¿Os gustan las tartas de fondant o preferís ir a lo clásico?

8 comentarios:

  1. Me dejas flipando chica! que fuerte! te ha quedado GENIAL! has pensado en que te hagan encargos? yo te encargaría también una Tardis porque mi novio es fan total. Enhorabuena Angie :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias :) Pues no sé, no lo he pensado porque soy una simple aficionada, la verdad...
      Es que el Doctor lo vale, jeje

      Eliminar
  2. Muy grande la tarta, estas hecha una artista de la repostería, el siguiente reto, Un dalek en 3D¡¡¡.
    pd: la verdad que no me entere de na y es meritorio conociendo los artífices de tal conspiración, jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, a nosotros también nos extrañó :P pero sabe hacer las cosas ;)
      Gracias, pero ya veremos lo del 3D no lo tengo muy claro ¿eh? jajaja

      Eliminar
  3. me dejas flipada, completamente....eres de un mañoso q tira pa trás

    BEsos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, gracias. Se ve que jugué mucho con la plastilina de pequeña :P
      Bsitoss

      Eliminar
  4. Que chulada!!, vas a tener que cambiar lo de aficionada por dotada :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que sea para tanto, pero ¡¡muchas gracias!! ^_^

      Eliminar