jueves, 7 de noviembre de 2013

Caffeine Girl Chronicles: Polska II

     Ya conté en cierta ocasión cómo surgió el nombre de este mi alter ego... y me ha vuelto a ocurrir. Aunque en Polonia el café está bien (si pides expresso, al menos), pero en el hostal donde me daban de desayunar, sólo había café soluble. Aaarg. Como teníamos temprano la excursión hasta Auschwitz, no fui a comprarme uno ni nada.

     Si alguna vez visitas Polonia, es un lugar al que hay que ir. ¿Es divertido? No ¿Es bonito? En absoluto ¿Se lo pasa una bien? Pues tampoco. Pero entonces ¿hay razones para ir? Eso sí, muchas. Y no voy a extenderme en esta parte de mi viaje porque no es divertido, pero me parece importante. Aquello es un museo enorme compuesto por un montón de instalaciones y kilómetros de espacio. No es que hayan dejado un recuerdo allí, lo dejaron todo tal como estaba en 1945 cuando lo liberaron (aunque han tenido que mejorarlo y reconstruir algunas partes para acondicionarlo a las visitas). Es una parte importante de su historia, y de la Historia de Europa y del mundo. Es algo que está allí como recordatorio de lo que pasó, para que no vuelva a repetirse.

     Es una visita muy recomendable, y siempre hay que ir con guía (no hay otra opción, sólo se puede entrar en grupos) y está bien que sea así porque es un sitio grande. Me sorprendió la cantidad de gente que había allí de visita. Era un continuo entrar y salir de gente constantemente, un grupo tras otro en cada parte.

La única foto que hice en Auschwitz. No suelo hacer fotos a las cosas sino a la gente,
y la verdad es que no pegaba nada hacerse fotos allí, no quería ese tipo de fotos.
Ésta es la parte pequeña del campo, por cierto.

     Como digo, no voy a comentar mucho de ésto porque no es divertido y tuve que estar todo el tiempo un poco desconectada de mí misma porque en cuanto me pongo a pensar lo que pasó allí, se me saltan las lágrimas, y no quería llorar. La guía iba comentando la historia, cómo empezó aquello, qué ocurría allí, cómo vivían l@s prisioner@s, cuál era el sistema que se seguía. Lo peor es cuando piensas que toda esa gente estuvo allí simplemente por ser lo que eran, sin haber hecho nada por merecerlo... pero más rabia aún da cuando ves las fotos de niñ@s que fueron llevados allí, sus ropas, sus zapatitos... Que aunque no quieras pensarlo o procures desconectar hay que ser muy inconsciente para no sentir rabia e incluso ira por lo que hicieron, tristeza, la desesperanza e indefensión que debían sentir allí, ganas de gritar que aquello era demasiado horrible para que fuera verdad...

     Encima, fueron vendiendo una idea que no era. Primero haciendo guetos y luego con los "campos de concentración", que derivaron en campos de exterminio directamente. Encima lo negaron, lo negaron durante muchos años. Supongo que para Alemania debe ser una vergüenza tener eso en su historial... No sé cómo se sentirán l@s aleman@s con eso, aunque sé que no se puede estar condenando a un país, a gente que no tuvieron nada que ver por lo que ocurrió hace casi 60 años (aunque no es tanto tiempo), igual que no se puede permitir a otro país hacer lo que le dé la gana sólo porque sufrieron.

"El trabajo os hará libres" es lo que pone a la entrada
Nada más lejos de la realidad... Vía

     Por suerte entiendo algo de inglés y la guía hablaba muy clarito y pude enterarme de todo. Hay guía en muchos idiomas, pero fuera del verano es más difícil encontrar grupo, creíamos que no había grupo en español y lo contratamos en inglés. Creo que fue casi mejor, estando concentrada en entender lo que se decía, me dio menos tiempo a pensarlo y pasarlo mal...

     Si alguien quiere saber más (y lo recomiendo) tienen una web:  http://www.auschwitz.org.pl/

     De vuelta en la ciudad se nos ocurrió ir a cenar a uno de los restaurantes de comida típica polaca que salían en la guía de viaje que me compré:


     Normalmente no suelo ir a los restaurantes de las guías porque suelen ser caros, pero éste ponía expresamente que era barato y bueno, en Polonia las cosas son más baratas que aquí, así que no sería mucho destrozo.

     Buscamos la calle (cerca de nuestro hostal fantásticamente situado), y encontramos una puerta grande de madera, antigua. Ya ponía en la guía que era la academia, pero no sabíamos si se podía entrar. La puerta estaba como cerrada pero se podía abrir... y allí nos quedamos plantados pensando si aquello estaba abierto o no. Por suerte llegaron tres personas, abrieron y se metieron dentro. Los seguimos por un pasillo grande, con esculturas a los lados y pinta de Universidad. Salieron a un patio... se metieron por otra puerta. Allí ya estaba el cartel del restaurante! Dentro... eso sí que era un vórtice al pasado. Está todo decorado con objetos antiguos (o con pinta de serlo) y desde entonces le llamamos "la abuela". Había más trastos que en un mueble-bar, como suele decirse.

EL sitio se llama Kuchnia Staropolska u Babci Maliny

     Queríamos comida típica...
A: - recomiéndenos algo típico de aquí, somos 8
Hsotelera: - éste (señalando la carta)
A: - otro más
Hostelera: - éste...
A: - otro más
(y así hasta 8)

Pierogi


     Cuando llegó la cuenta ni nos lo creíamos. La comida había estado increíble, unos platos grandes y bien servidos, un par de rondas de cerveza y todo por unos 6€ por cabeza!

     Después de la cena fue el momento surrealista... Y es que encontrarte en Polonia, a las 10 de la noche viendo un Real Madrid - Sevilla es un poco absurdo para mi gusto. Pero bueno, yo siempre he ido a los partidos por la cerveza, jeje.

M: - He traído la petaca llena de vodka...
P: - Echa por aquí
JL: - Por aquí también
Chorro de vodka en cada cerveza
R: - No seáis tan descarados que nos van a echar! (tenía interés en ver el partido...)

     Al menos en Cracovia hay bastantes sitios donde ir a comer comida típica (y a buen precio), no como en otros países. Lo que hemos probado estaba todo muy rico, se ve que tienen un sentido tradicional muy fuerte. No es de extrañar conociendo algo de su historia: han tenido que hacer verdaderos esfuerzos por ser una nación y eso se nota en todo. Fuimos a un sitio que ponían menús: sopa + plato principal.

Ñ: - Hay sopa de ternera y de calabaza
Yo: - Calabaza para mí
Todos los demás: - De ternera
Al rato trajeron las sopas... la mía era naranjita, las demás rojas/violeta o así. ¿Roja? esto... ¿y la ternera? No señores, no era ternera, debido a un tecnicismo habíamos leído mal y era remolacha :P

     De todas formas estaba buena, y por lo que he leído, es típico de allí. Creo que es uno de los encantos de irse a otro país: probar su comida.

Borsht vía

     También fuimos a una "sucursal" de "la abuela". Tuve que hacerle fotos a la decoración... entrabas en el local, que parecía muy pequeñito y tenía las mesas iguales que en el otro sitio, pero cuando bajabas al "comedor" sorpresa. No era un comedor grande normal, sino que estaba compuesto de varias salitas, a cual más atestada de objetos de decoración totalmente vintage (o directamente antiguos) con sus tapetitos de crochet incluidos. un piano y varias ventanas pintadas, con sus correspondientes cortinas super barrocas, sus mesas de salón y sus sillas Luis XV tapizadas en terciopelo. Me acordé mucho de HermanaPequeña, lo hubiera flipado allí, jeje.

Foto de Tripadvisor, porque la iluminación allí es mínima y mis fotos salieron muy mal.

Así con la iluminación que había. Una de las salitas con una sola mesa. Muy íntimo, jeje


     Otros días no fuimos tan típicos al comer y tiramos de kebab (hay muchos por todas partes), comida asiática (de esos sitios que ponen tallarines para llevar en una cajita de cartón y venden refrescos raros), McDonald's (donde no existen las patatas de luxe (0_o)). Pero hay algo típico de comer allí, que es comida rápida y venden en sitios especializados en ello y también en pizzerías, sitios de bocadillos e incluso algunos puestos de kebab: Zapiekanki. Viene a ser media baguette, cortada a lo largo y con champiñones y queso encima, al que luego se le añaden otras cosas como bacon, atún, salami o lo que sea y algo de salsa.

     Los zapiekanki son geniales!. Ya nos había explicado el guía (Maciek) que es típico salir a comerte uno de ésos cuando vas a beber a los bares de la plaza Nowy. Para ellos es un snack, o un aperitivo. Yo con uno de esos tuve comida para todo el día!

Éste es más pequeño que los que ponen en la Plaza Nowy, lo compramos Sr.AA y yo en la estación de tren.
     Yo ya he dicho que para la próxima comida de Navidad (que nosotros en vez de ir a comer a algún sitio, lo hacemos en casa y cada un@ lleva algo de comer para tod@s), voy a hacer Borsht, calentito :P

     ¿Probáis la comida típica de los sitios o tiráis de comida rápida?

P.D. Hoy es el cumpleaños de HermanaPequeña, así que aprovecho para felicitarla por aquí también. Mañana estaremos de preparativos de su fiesta de cumpleaños, cosa que ya publicaré también, jaja

6 comentarios:

  1. guau!!

    Me ha encantado la segunda parte.

    Sobre el tema de la visita a Auschwitz (puff, que dificil de escribir). Si, es triste, pero es historia. Nos guste o no paso, nos guste o no hoy somos lo que somos por culpa de aquello.

    Me encantan las baguetinas (yo las llamo así en casa cuando las hacemos) pero lo que más me ha gustado es que la Coca-Cola también esta allí con la promoción "comparte una coca-cola con ..." (jajaja, me fijo en todo y soy una friki)

    Por cierto, sales muy guapa en la foto. Espero con ansia la tercera parte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias :) Y me alegro que te guste, la verdad es que ha sido todo muy intenso, jeje. De Auschwitz podría perderme en su historia, pero no diría nada nuevo de lo que se puede encontrar por wikipedia mismamente, así que me quedo con las sensaciones que da estar allí (escalofriante, diría yo).
      Yo también me fijé en lo de la CocaCola, jajaja y en que hay Nestea de 4 tipos, no como aquí, que ya sólo hay al limón!
      Gracias por pasar por aquí y comentar!
      Bsitoss

      Eliminar
  2. A Auschwitz no se si podría ir, tiene que ser muy triste. El cafe soluble si no hay más remedio con un poco de leche. Y todo lo demás me ha encantado, a veces se saca provecho de algunas guías. Me gusta probar la comida local, a sabiendas de que a veces aciertas y otras no. Una vez en Alemania pensé que había pedido pato y me sirvieron arenques :/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y felicidades a hermana peque!

      Eliminar
    2. JaJaJa, nosotros con la comida nos apañamos con el inglés, que en casi todos los sitios lo ponían en la carta pero si no... a saber lo que hubiéramos comido!
      Lo del café no es solucionable para mí :( Como no puedo tomar leche tendría que ser con agua y es asqueroso (ya lo he probado...)
      Y Auschwitz... yo pensé que me iba a resultar más duro pero entre que iba con un grupo de amigos con ganas de cachondeo (por lo que llegamos de buen humor y nada depresivos) y que tuve que centrarte completamente en la guía para entenderla, me pude distraer un poco. Es muy triste, no tengo palabras para describir tal horror, pero merece totalmente la pena ir, es algo que no se puede dejar de hacer si se pasa cerca.
      Muchas gracias de parte de HermanaPequeña! y también de mi parte por pasar siempre por aquí ;)
      Bsitoss

      Eliminar
  3. Hola preciosa! Como me están encantando estas entradas... Lo de auschwitz... fue muy fuerte y muy duro pero ahí está... es parte de la historia nos guste o no, y creo que si vas a Polonia debería ser visita obligada...

    Yo cuando voy a un sitio nuevo me encanta probar su comida local, ya que ir a un nuevo sitio y no comer nada de allí para mi es un desperdicio!!!

    Un besazo y me encantan estas crónicas!!!!!!!

    ResponderEliminar