jueves, 28 de noviembre de 2013

Por la Patria y por la Reina (de nuevo)

     Ya estoy aquí de nuevo con otra película del Sr. Bond.

     Esta vez la sexta entrega, una película con tantos amantes como detractores : Al servicio de Su Majestad, del año 1969.


     Por un lado está el hecho de que no la interpretó el Bond original, Sean Connery, sino un actor poco conocido en la época: George Lazenby. Por otro lado esta película es más fiel a la novela que la anterior, por lo que se da alguna incongruencia (por ejemplo que Bond y Blofeld (#1 de SPECTRE) no se conocieran, cuando ya había salido en la peli anterior, como conté aquí). En definitiva varias cosas que la hacen rarilla.

     Además, ya que habían hecho una película en el agua, otra en la playa, otra relacionada con el espacio y el aire... ahora tocaba esquiar. Dior! es la primera película de Bond en que las chicas, en general, no van en biquini!!. Además es rara por otra cosa: James Bond se enamora y deja de ser un mujeriego...

     Al empezar la historia Bond rescata a una muchacha que quería suicidarse y le planta cara a unos matones que supuestamente iban por ella. Porque él es un caballero... Más tarde se la encuentra en el casino y le propone trikitrí en su habitación (da gusto ver que aunque cambien de actor no cambia de actitud...). Al día siguiente ella ha desaparecido pero Bond encuentra a los matones que la seguían, quienes lo llevan a la oficina de un conocido mafioso de la ciudad, dueño de una constructora el cual le propone (ni más ni menos) que se case con su hija , (qué casualidad, es la del casino) y él le ayuda a descubrir dónde se esconde su archienemigo Blofled. Bond acepta (porque además lleva como dote un milloncejo...no es tonto, no) y se va a decírselo a su jefe.

Aquí en el cumpleaños del papá de Teresa, que es en una finquita donde tienen una plaza de toros,
en la escena modo "quién quiere casarse con mi hija"... Está grabado en Portugal, creo

     M (el jefe) opina que está un poco ido y lo releva de la misión de SPECTRE, por lo que Bond, como es tan gallito quiere dimitir pero gracias a Moneypenny, se va de vacaciones. "Vacaciones". Si es que es tan buena que no se lo merece el tío tonto!

     En fin, que se va de "novio" de Teresa, con cenitas románticas y paseítos por el Retiro (es una forma de hablar, claro), tardes en el yate de papá y noches en el Palace. Pero Bond solo la está usando de tapadera porque consigue unos documentos que vinculan a Blofeld con la arostocracia y con la colaboración de un genealogista que iba a entrevistarse con él (pero oye, que mientras espera que se copien los documentos le da tiempo a mirarse la revista porno que había escondida en la oficina y quedarse con el póster que viene dentro...).

























     Después se va, suplantando al genealogista, siguiendo el rastro hasta Suiza, donde Blofeld se hace llamar Conde De Bleauchamp y tiene una clínica para tratar alergias. Qué casualidad que en la clínica sólo hay chicas. Guapas, jóvenes, altas y delgadas... y con ganas de fiesta.

En los créditos estaban Nancy, Ruby y "la japonesa", "la sudafricana", "la rusa"... 0_0
"Chalecito" donde está la supuesta clínica. Actualmente es un restaurante, por lo visto.

     Es una de las partes con las que más nos reímos. Eso de que Bond se escape de su habitación, se meta en la de una chati y le suelte "no, no enciendas la luz, así con la luz tenue pareces una ilustración...pero más bonita" y hala, a la coyunda!. Pero lo mejor es cuando sale, y se va a la habitación de otra y cuando ésta va a encender la luz, escuchamos al Bond "no, no enciendas la luz...". ¡¡¡Lo quéeee??!! Los guionistas se quedaron sis frases de ligue? Estaban demasiado cansados?



     Una vez más, las mujeres pueden ser la perdición de Bond, pues cuando la siguiente noche va a visitar a una, lo atrapan y "el conde" sabe que no es el verdadero genealogista ¿y porqué lo sabe? pues porque es demasiado guarrete para serlo! Que el genealogista es casto y puro... y no mete la pata cuando habla de genealogía, claro (cosa que Bond sí hizo). Como cualquier malo de nivel 3 (ver el minuto 5:00) que se precie, Blofeld le cuenta todo su plan maligno a Bond, y le confiesa que las chicas que están allí, procedentes de todas las partes del mundo son sus "ángeles de la muerte" y que están bajo hipnosis de tal forma que a una orden suya esparcirían un virus por todo el mundo capaz de matar todas las plantas y animales del país. Es decir: guerra bacteriológica. Blofeld, como siempre, quiere extorsionar mediante este invento para conseguir dinero.

Blofeld interpretado esta vez por Telly Savalas


     Por supuesto Bond se escapa, es recogido por Teresa (ya se ve que con eso se lo gana) y con ayuda del padre de ella se cargan la base del malo, que se escapa usando el vehículo pintoresco de la película: bobsled. Bond lo persigue de la misma forma.



     Unos días después de todo eso, ocurre lo increíble: Bond sí que se casa con Teresa!!



     Pero la felicidad les dura poco. Mira que me lo estaba viendo venir... que lo pensé y no quería creerlo, me parecía demasiado cruel... Una vez salen de la celebración de la boda, se paran en la carretera a retirar un poco las flores del coche cuando la compinche del Blofeld pasa en otro vehículo disparando una ráfaga con ametralladora. Bond se esconde tras el coche pero cuando entra a preguntar a Teresa si está bien, es tarde para ella... Claro, Bond no podía estar casado para futuras pelis pero... qué mala leche tuvieron los guionistas!

     Sea por lo que fuere y aunque Lazenby había firmado por 7 películas, gustó tan poco que lo despidieron. De esta forma fue el James Bond más corto de la historia, porque rodó una sola película como el agente secreto tras la renuncia de Connery, quien tuvo que volver para la siguiente.

     Por cierto, esta vez creo que tenemos que contar con 3 chatis solamente. Una de ellas en matrimonio, que ya es un cambio...

     Hasta la próxima!

4 comentarios:

  1. jajajaja madre mía!! Primero no me puedo creer que no haya visto ni a una chati en bikini... segundo... Pobre Teresa!!! Qué crueles fueron los guionistas!!! Un besazo flor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que fueron cueles :( Y lo de las chatis en biquini bueno...también hubo modelitos "fresquitos" para las chicas aunque no fueran biquinis propiamente dichos... jajaja.
      Bsotess

      Eliminar
  2. Esta es la de la condesa pechotes? Te has olvidado comentar su visita al pajar, o las pintas de bond de escoces de pura cepa, solo faltaba William Wallace dando ruido por ahi, pero hay que reconocer la imaginacion de los planes de spectra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No quedamos en que era "Condesa McTetis"?? Y sí, es que no me pareció tan relevante. Lo que sí se me ha olvidado es que, al igual que hay un "vehículo peculiar" en cada peli, también hay una indumentaria que comentar... esta vez ¡habían dos!: el traje de escocés y el mono-pijama azulito que se pone para esquiar, jajajaja.

      Eliminar