lunes, 7 de octubre de 2013

Cupcakes de dulce de leche para cumpleaños

     En este caso es un cumpleaños en la distancia... El de mi prima V. que, por motivos de trabajo está en el extranjero (en Zaragoza para ser más exactos :P). Siempre decimos que tenemos que ir a visitarla, pero por una cosa o por otra, no hemos ido (y con lo cerca que caen las fiestas de allí, entretenimiento no nos iba a faltar, desde luego). Una pena!

     Por mi cumpleaños me hizo llegar un regalo que me encantó y del que ya hablé: el libro de Objetivo: Cupcake perfecto. Es que dio en el clavo totalmente! Y acordándome de ella, decidí por fin hacer una de las recetas del libro. Huelga decir que no me salieron con una pinta tan estupefantástica, pero están muy buenos.

     A tu salud, V.!!



     Como siempre, modifiqué un poco la receta, sólo para disminuir la cantidad porque está pensada para 12 cupcakes más grandes que las cápsulas que yo suelo usar. Así que puse más o menos la mitad de los ingredientes que salen en el libro. Ésto fue lo que usé:


- 65 gr. de manrgarina
- 110 gr. de azúcar
- 1 huevo entero y la yema de otro
- 100 gr. de harina para repostería
- 1 cucharadita de levadura
- 60 ml. de leche (sin lactosa) 
- 3 cucharaditas de dulce de leche

     Utensilios:
- Cápsulas para cupcakes monísimas que me regaló Sr.AA por mi cumpleaños
- Bandeja para hornear
- Batidora de varillas eléctrica

     En la receta de Alma los cupcakes se hacen con toffee, pero yo en mi casa tenía dulce de leche, así que hice la modificación...

     Elaboración: 

- Batir la mantequilla con el azúcar hasta que se integren
- Agregar los huevos y batir hasta que se integren


- Ir añadiendo la harina tamizada, batiendo hasta que la mezcla sea homogénea
- Después agregar la leche y batir
- Incorporar el dulce de leche finalmente


- Repartir la mezcla en las cápsulas (a mí me salieron 10) y meter al horno previamente calentado a 180º durante 20-25 minutos (o hasta que al pincharlos, el palillo salga limpio).
- Sacar del horno, dejar 5 minutos en el molde y después dejar enfriar sobre una rejilla.

     Como no tengo rejilla donde enfriarlos, usé esta vez directamente el stand para presentación...


     Por cierto, es importante no llenar demasiado las cápsulas porque al hornear puede desbordarse la masa, quedarse pegada al borde y romperse al desmoldar, quedando así:


     Para la siguiente, tengo que llenarlos menos, para que queden por debajo del papel y rellenarlos con la crema, quedarán más bonitos.

     Mientras se hornean o se enfrían, se puede hacer la cobertura. En el libro siempre usa buttercream, pero como a mí no me gusta intenté hacer una especie de merengue con la gelatina, como hago siempre. Solo que esta vez, como no la quería de ningún sabor, usé gelatina neutra.

     a ver, era en modo experimento, porque nunca lo había hecho y quería probar a ver cómo salía.

     Ingredientes de la cobertura:
- una clara de huevo
- un sobre de gelatina neutra (6 gr.)
- medio vaso de azúcar
- menos de medio vaso de agua muy caliente

     Puse en un bol la clara, el azúcar y el contenido del sobrecito de gelatina, removí y a continuación fui agregando el agua poco a poco mientras batía con la batidora eléctrica.

     Es así de sencillo, aunque hay que batir mucho rato. sube mucho el volumen, por lo que hay que usar un bol grandecito.

Tuve que poner el paño para tapar las cosas que había, porque salpicaba todo!

     Queda una consistencia muy parecida al merengue


     Lo metí, como de costumbre en una bolsa de congelación hasta el momento de usar.

     Para montar los cupcakes, una vez fríos procedí a rellenarlos con más dulce de leche.

     Solamente hay que abrir una tapa con la punta del cuchillo



     Y después poner una cucharadita del relleno y taparlo


     Una vez terminado, ya se puede poner la cobertura y echar un chorrito de caramelo líquido.





      Hasta aquí muy monos pero al día siguiente... horror! Esta especie de merengue se había bajado. Tenía menos volumen y un aspecto de espuma de baño. Aunque sigue estando bueno para comer, no lucen igual.
La próxima vez intentaré merengue o la buttercream de merengue, a ver si me gusta más.



     Espero que mi prima esté teniendo un día estupendo (aunque toque trabajar), y le dedico la entrada porque sé que siempre me lee ;). Feliz cumpleaños!!

10 comentarios:

  1. Estoy babeando como el perro de Paulov, no digo más...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, pues cuando aprenda a hacer buenas fotos ya verás :P

      Eliminar
  2. Madre mía que manos tienes, no se te resiste nada!!!!!!!!
    Felicidades también a tu prima.
    Besos
    Mercedes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains, no es para tanto ^_^
      Muchas gracias. Bsitoss

      Eliminar
  3. ayyyy mi madreeee!! Menuda pintaaaa!! Me estoy aficionando a preparar cupcakes... y a comérmelos que es lo peor... jejejeje!!! Bueno!!! O lo mejor, aunque luego me pese la culpa! Estos tienen una pinta tremenda!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es lo mejor!! Al menos no llevan conservantes y cosas raras, son más naturales si los haces tú. Me paso, a ver si publicas las recetillas de los que haces, jeje.
      Bsitoss

      Eliminar
  4. Lo raro es que llegaran al día siguiente con semejante pinta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JaJaJaa, pues sí, es que éramos pocas en casa ese día!
      Un Bsillo

      Eliminar
  5. Te estás haciendo una experta! Vaya pinta!!! A mí tampoco me gusta el buttercream... lo hice una vez, y quedaron monos... pero no pude comerme ni uno! jajaja Demasiado grasosos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasó igual, quedan muy bonitos pero es que no me gusta comer mantequilla a cucharadas :S
      Me falta encontrar una cobertura que me guste de verdad...
      Un Bsitoo

      Eliminar