martes, 13 de agosto de 2013

No te cases ni te embarques

     Martes y 13...

     Lo del título es evidentemente por el refrán español, y me hizo preguntarme el porqué esta creencia o superstición en que el trece es un número de mal agüero. El caso es que no sólo en nuestro país, sino también en toda América latina (aunque eso es lógico puesto que fueron colonias españolas y se les tuvo que pegar), pero es que también lo es para los anglosajones (aunque en viernes, no en martes). La prueba:




     Según la Wikipedia podría haber varias explicaciones (como todo, cualquiera sabe) y la que me parece más plausible es la que está mediada por la Iglesia. Y lo mismo os preguntáis ¿porqué? pues porque en este país raro es lo que no lo está. No es que me parezca mal, ni bien, simplemente es así, son cosas que se instauraron hace muchísimo.

     Según la Biblia, en la Última cena eran 13, siendo uno de ellos el traidor y por lo tanto ya después de decir eso, como que daba un poco de mala espina el número. Como siempre me ocurre, encuentro similitudes entre esta religión y las creencias de otros pueblos (más antiguos). Según una leyenda escandinava, en una cena e los dioses en el Valhalla, Loki, el espíritu del mal, era el invitado número 13. Coincidencias supongo...


Cuadro de la Última cena de Leonardo Da Vinci

     Acerca de porqué martes también hay otras hipótesis, como por ejemplo que fue en martes cuando cayó Constantinopla, o que tiene que ver con que Marte era el dios de la guerra en la cultura romana. Y de nuevo en la Biblia, dice que fue en martes 13 cuando se produjo la confusión de lenguas en la Torre de Babel.


Foto de la Wikipedia de la Torre de Babel

     Hay otras cosas que ocurrieron en martes, y puede que en 13 del mes, como batallas o muertes de reyes pero... es que lo mismo ni murieron ese día, ni la batalla duró sólo un día pero claro, cría fama y échate a dormir (otro magnífico refrán) todo se atribuye a ese día.

     Por otra parte, con la relevancia que se le ha dado a esta fecha hay personas que le tienen fobia (cosa que por lo visto se llama trezidavomartifobia) y otras que la han convertido en tótem de buena suerte


Una así lleva HermanaMayor, que casualmente nació en martes 13
     ¿Cómo lo véis? ¿Fuera supersticiones o hay que tocar madera (por si acaso)?

4 comentarios:

  1. Yo no soy supersticiosa, incluso tengo un gato negro, pero a veces la sugestión se apodera de mí. Recuerdo que la última vez que el trece de agosto cayó martes(creo que hace seis años más o menos) nos fuimos mi marido y yo con mis hijos a dar un paseo en una barca que hay aquí en Gijón, y cuando ya llevábamos una media hora me di cuenta de que era martes y 13, y me entró una paranoia horrible, no podía dejar de mirar los salvavidas y lamentando haberme embarcado semejante día. La verdad es que la mar ni se movía, era un plato, pero a mí me dio yuyu. Un besín y bonito post, me gusta que me expliquen el porqué de las cosas, o al menos un posible porqué.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes lo que me gusta que me digas eso ^_^
      Lo de las supersticiones es que es así, no son racionales, una piensa que no es supersticiosa y en el momento menos esperado ¡te asaltan las dudas! creo que están tan arraigadas en la cultura que no nos damos ni cuenta.
      Un bsazo!

      Eliminar
  2. Yo prefiero no pensar, hay tantas supersticiones que seria un agobio. Vaya palabra para la fobia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii, tuve que mirarlo unas cuantas de veces para escribirlo! No se puede estar atenta a todas las supersticiones, es cierto, son demasiadas.
      Bsitoss

      Eliminar