martes, 14 de mayo de 2013

Quiero rayos de sol...




     Cada vez va haciendo  más calor. Este fin de semana ya nos hemos paseado por ahí en tirantas, pantalón corto y chanclas (al menos l@s más frioler@s, porque hay gente que lleva semanas haciéndolo porque guardaron la ropa de invierno o algo...). Parece que ahora sí el calor ha venido para quedarse. La prueba más fehaciente de ésto es que he visto la primera cucaracha de la temporada (proliferan mucho en verano y yo vivo en una casa... se hace inevitable :S). 

     Hay ganas de Sol, muchas ganas... pero es necesario llevar protección. Sobre todo si se es blanquit@. Señoritos y señoritas, por favor, entended que si sois blanc@s, no os vais a poner moren@s. Nunca. No lo intentéis, no hace falta. Sólo vais a conseguir poneros roj@s como cangrejos y, si tenéis poca suerte, problemas en la piel a la larga.

     Además, el Sol envejece. Y yo no estoy dispuesta, la verdad, que estoy estupenda y quiero seguir estándolo. Por eso siempre llevo en la cara factor 50 o más, aunque es cierto que sólo uso una protección tan alta cuando voy a la playa, piscina, parque... y para diario una protección más baja. La piel, de por sí, tiene cierta protección, y no es muy alta, claro, pero hay que dejar que la siga produciendo de forma natural.

     No me gustan las cremas solares que dejan restos o que dan grasa a la cara. Afortunadamente las que comercializan ahora no tienen nada que ver con las que había antes. Cada vez las están mejorando más y eso se nota. Pero cuando empecé a comprar cremas solares específicas para la cara sólo las encontraba en la farmacia. Y más para "delicadas" como yo, que necesitamos una que no deje sensación de grasa, se absorba de inmediato y proteja. Siempre uso el fotoprotector ISDIN


     La marca tiene buenos productos y este formato es muy manejable para llevarlo a cualquier sitio. Lo que más me gusta es su textura gel-crema. Deja la piel protegida pero sin sensación de grasa ni suciedad, ni pringosa para nada. 

     Para el cuerpo prefiero algo más hidratante porque tiende a resecarse al estar más expuesta, pero reconozco que no presto tanta atención. Sin embargo me encantaba una que hacía antes Nivea, que dejaba brillo dorado en el cuerpo (quedaba chulísimo cuando ya estaba un poco morena). Dejaron de hacerla, pero he descubierto que ahora Delial tiene una así!: la línea Golden Protect.



     No la he probado, pero hay de diferentes grados de protección y se supone que deja un brillo dorado en la piel. Habrá que invertir!

     Además, hay que ser generosa extendiéndola... una vez la Srta.Gubia se extendió poca cantidad y resultó que había dejado partes sin cubrir, por lo que se quemó a parches después de un día de playa (sí que nos reímos... la pobre). Ya digo que es muy desagradable que ocurra!.

     Por otro lado estaba pensando en hacerme este verano (más pronto que tarde) con uno de esos protectores en stick, para las zonas más sensibles. ¿Alguien los usa? ¿cuál me recomendáis?

2 comentarios:

  1. Por suerte no me tengo que preocupar de no quemarme así que simplemente con ponerme algo que me proteja de los rayos de de sol me va bien. Utilizo un protector de factor 15 de Hawaiian Tropic más que nada por que no es pringosa y huele que es un primor... como a coco...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he probado esa marca, pero mirare a ver si la encuentro porque yo también quiero alguna que no sea pringosa, que no me gustan nada. Gracias!
      Bsitoss

      Eliminar