viernes, 17 de mayo de 2013

Planes de fin de semana 2: Turismo

     No es que me vaya yo a ningún sitio, no (que más quisiera), pero cuando viene algún/a conocid@ a quien poder enseñarle Sevilla, siempre me apunto.

     Más que nada porque las otras personas que conocen esas personas viven aquí pero no son de aquí (y sospecho que tampoco les interesa mucho la Historia de la ciudad, ni conocer sus monumentos, etc). Y a mí me encanta enseñarla... más aún, reconozco que soy un poco tostón comentando cada cosa que veo, jaja.



     Hay muchísima información turística sobre la ciudad y ésto se retroalimenta, creo yo. Cuanto más turismo, más se prepara la ciudad para ello, cuanto más se prepara la ciudad, más turismo. Recuerdo cuando fui a visitar Madrid al empezar con el Sr.AA, intenté preparar un poco la visita pero... no había información de los monumentos, ni porqué estaban ahí, ni de qué época, ni qué se podía visitar, ni los horarios... fuimos a ver pues lo más conocido y acordándome de canciones, películas, noticias, etc. que "pongamos que hablan de Madrid". Afortunadamente esto ha cambiado a lo largo de estos años (nada más hay que ver la fantástica web del servicio de transporte público!). Pero comparándolo con París... qué diferencia. Fui poco después de ese re-descubrimiento de Madrid y fue increíblemente fácil consultar monumentos por ver, sus historias, sus horarios, sus entradas, qué tipo de transporte usar, cómo moverse por allí (todo por Internet, sin comprar guía ni nada). Con razón es la ciudad más visitada del mundo, lo vale, pero también es porque se promociona muy bien.





     Pero volviendo a Sevilla... Me he puesto a investigar un poco sobre la historia esta semana, o lo que yo llamo "cotilleo de la Historia" (leer todas las intrigas de palacio, quién estuvo por aquí en la cárcel, qué personajes famosos estuvieron, etc... es como ver un culebrón!). Que la ciudad tiene miles de años de historia lo sabe todo el mundo, pero realmente cuando miras un poquito más te das cuenta de la cantidad de pueblos que aquí se asentaron y cómo esto influyó en nuestra cultura, costumbres, nombres... la complejidad y riqueza con que las dotaron. Como cualquier otra ciudad, nunca ha estado parada, desde los visigodos, tartessos, romanos, musulmanes, etc. hasta los cristianos de nuestros días se han sucedido las épocas con más o menos esplendor hasta convertirla en lo que es. 

(* la giralda)
     No voy a hablar aquí de los numerosos monumentos que merece la pena conocer...

En Sevilla
     Ni de la gastronomía de la que se puede disfrutar...

Visto aquí
     Ni del ambiente que hay...

(lo dicen... en calle Betis)

     Ni del gran río que proporcionó a la ciudad su mayor importancia...

Eterno Gualdalquivir. Por aquí

     Ni de sus muchos lugares y momentos realmente especiales...

Parque de Mª Luisa. Foto vista aquí

     No voy a hablar porque... quiero que lo descubráis. Algún cálido día de primavera. Con alguien especial. Paseando por sus calles blancas y estrechas. Conociendo su gente. Sintiendo su historia...

8 comentarios:

  1. Qué buena entrada!!! ¿Sabes que me encantaría visitar Sevilla? Es un atractivo turístico que hemos barajado mi chico y yo varias veces... Además somos dos enamorados de los caballos (tenemos una yegua y un caballo) y tenemos muchas ganas de ir a ver el arte sevillano...

    Un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Venid! Seguro que no os arrepentís ;) Caballos se ven por el centro (coches de caballos), pero más en feria de abril, y también hay todos los años un salón internacional del caballo (SICAB) que lo mismo os interesa por curiosidad, jeje.
      Bsitoss

      Eliminar
  2. Que preciosidad de sitio :)
    Ojalá que algún día me pase por estas zonas jiji
    Un besazo enorme
    Alba Leal

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me encanta (igual que me gusta hacer turismo en ciudades que no conozca). Merece la pena ;)
      Bsitoo

      Eliminar
  3. yo estuve en Sevilla en fin de año, ya te lo dije. Y lo que mas me gustaba era salir con mi hermana a última hora de la tarde (cuando ya era de noche) a perdernos por sus calles mientras buscábamos donde comprar chuches o algún bollo.

    La gente de Sevilla espectacular. Las chicas guapisimas y los chicos,,, ay, cuanto señorito andaluz suelto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, me acuerdo que lo comentaste! y sí, mucho señorito andaluz que le gusta el postureo (aunque luego viven en bloques de pisos y ni tienen cortijos ni ná, jejeje)

      Eliminar
  4. Jo, veo estas imágenes y ahora me arrepiento de haber estado en sevilla nada más que un día... Tendré que volver algún INVIERNO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JaJaJaa, sabia decisión. Siendo del norte no te aconsejo otro momento :P

      Eliminar