miércoles, 1 de mayo de 2013

Flamante carrera (por los huev...)

     Se supone que hoy es el día del trabajo. Aunque para España es más bien el día del no-trabajo, o del trabajo basurilla. O lo  mismo soy yo, que soy una negada para encontrar curro o algo.

     En fin, una de las cosas que haces cuando no tienes un trabajo estable (y a ser posible acorde con mi titulación, por favó :P) es trabajar días sueltos en lo que puedas. En ese maravilloso mundo de los TT (Trabajos Temporales) hay puestos de todos los estilos: desde descargar neveras en la feria hasta vender entradas del Circo del Sol. He experimentado a lo largo de mi exigua carrera "profesional"  dos “maravillosos” ejemplos:

     Trabajo fantástico nº 1: Contar personas.


     Así, tal cual suena… Cuando contestas al teléfono y escuchas:
     ETT (Empresa de Trabajo Temporal) - Hola, te llamo d la ett, que tengo un trabajo para un día,  por si te interesa
     CF (Caffeine Girl) - Claro, lo que sea, ¿para que es?
     ETT - Para contar personas en el centro comercial
     CF - Cómo?
     ETT - Pues no sé nada más, ya te lo dirán allí…

     Pos vale. En ese día Ángeles se presenta allí y…. efectivamente es que el trabajo no tenía más que explicar: contar las personas que entran y salen del centro comercial para comprobar si las máquinas que están puestas para eso realizan su cometido con precisión. 


     Resultado: te paras allí en la puerta durante 4 horas con un contador en cada mano (y una carpeta y un boli para apuntar cuánta gente pasa cada 15 minutos. Mientras miras el reloj comprobando el tiempo, los clicks que tienes que hacer según la gente que entra y sale, y les da por preguntarte si estas haciendo una encuesta, y que para que estas allí parada, y que si sabes donde está el MaryPaz, y que por donde se entra al parking… y yo que sé! Esto esta a tomar por c… d mi casa y es la primera vez que vengo!). Es más, yo creo que si te ponen allí a hacer una encuesta, la gente no te pregunta tanto y hasta te evita...


visto aquí


     Trabajo fantástico nº 2: Inventario.


     Por si no me había cansado d contar…  En el sitio en cuestión venden desde pequeños tornillos hasta puertas y escaleras, pasando por pinturas, electricidad, herramientas, decoración, iluminación… y cuéntalo todo!!!



     A cada persona le toca una sección y me tocó en jardín ¡qué bonito! Espero que me toquen las plantitas, que ya estoy acostumbrada y además me gustan… Y de repente me han llevado a un pasillo lleno de hachas, sierras y tijeras enormes. Vamos, que antes d 20 minutos ya estaba pidiendo tiritas y llorando por mis manos...Esta mierda corta si no tiene las protecciones!! 


     Una vez acabado te envían a otro pasillo de la sección: fitosanitarios (que viene a ser: herbicidas, veneno para parásitos, insecticidas para bichos que vuelan, trampas para avispas, fertilizantes químicos…) ah, todo superagradable. No es que sea una persona tan delicada pero… a los 15 minutos y debido a mi alergia y el asma que tengo (gracias) me sentía un poco intoxicada “perdona, esta tos es normal?”. Acabé como pude lo más rápido posible… lo malo de acabar rápido? Pues que te mandan a otro pasillo…

     Cambio de tercio: vamos a la zona de decoración. Ilusa de mí, esperaba que esto tuviera menos riesgos. Y probablemente sea así si no tienes a una torpe persona al lado que mientras cuenta rieles de aluminio de 2 metros los va dejando sueltos justo al lado y claro, la gravedad es lo que tiene… van a parar justo a tu cabeza!! ¡¿pero porqué todo me pasa a mí?!. Eso sin contar que la barra d exposición que tenían colocada estaba bastante mal colocada y a mitad del conteo se cayó d un lado pegándome un susto exagerado. Encima querrán que haga yo malabares para sacar baldas de madera de 2,5 metros (¿cuánto pesa eso?!) sin que toque la balda mal puesta, por si acaso se termina d caer…

Si es que, en vez d botas de seguridad me tenían que haber dado guantes y casco!!

¿Experiencias laborales tan fantabulosas como éstas que queráis compartir? Seguro que las hay mucho peores, no lo dudo.

2 comentarios:

  1. jajajajaja que buena tu entrada!!!! Yo por suerte encontré trabajo antes de terminar la carrera... el domingo hizo dos añitos que estoy trabajando ya... estoy fija, pero ahora el trabajo está escaseando bastante, así que estamos un poco en la cuerda floja, pero de todas formas me siento afortunada por haber podido adquirir experiencia y empezar a trabajar como cualificada antes de terminar (gracias a dios ya hace un año y medio que acabé la carrera). Antes, trabajaba en verano, en un almacén de fruta... hacía muchísimas horas, muchos días 12-13 horas, de lunes a sábado y algún domingo...

    Tengo amigas que también han trabajado en ETT y les ha tocado hacer de todo a las pobres.

    Un besito!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien que alguien me diga que tiene trabajo y que le va bien, no es lo más común a mi alrededor, la verdad! Y lo de las ETT, ellas son sólo intermediarias pero es que a veces salen con unas cosas que pa qué (y después de todo les doy gracias porque al menos me dan algo que hacer de vez en cuando!).
      Bsitoss

      Eliminar