lunes, 15 de abril de 2013

Juegos de niñ@s: un cumpleaños (a)típico...

     El lunes pasado fue el cumpleaños del Sr. AA. Respetando primero lo que él quisiera hacer, ya que era su día, no me enteré de los planes hasta el día anterior, que era domingo. Simplemente pasaríamos después de su jornada de trabajo a tomarnos unas tapas con sus compis. Pero yo no me conformo con eso, yo quería llevarle tarta.




     Menos mal que lo tenía planeado desde la semana anterior... planes que por supuesto se realizaron todos en el último momento dada mi notable indecisión y procrastinación (que hacen que a las 8 de la tarde y cuando ya te están esperando en el bar, pases a comprar los platos, vasos y cucharas de plástico en un bazar y los escondas en el bolso...). Es que todo lo tengo que convertir en una pequeña odisea...

     Odisea nº1: la tarta. Hace un par de años también le llevé tarta por sorpresa a su casa. Era preciosa... preciosa para una niña de 8 años. Parece mentira porque ahora es muy conocido y usado el fondant, pero no lo era hace dos años, y no lo veía por todas las tiendas, como ahora. Me gusta innovar, así que intenté hacerlo... Y tengo que decir que de lo absurdo que fue, mi madre sacó la cámara de vídeo para grabarme y poder seguir riéndose otro día. Lo importante del caso es que no vendían nubes (o esponjitas, como se las llama aquí) de color blanco, solo rosas. Como ya dije antes, entre mi indecisión y tendencia a la procrastinación, esta vez unidas a mis escasos conocimientos de repostería, no tenía colorante para cambiarle el color, así que se quedó así, una tarta color rosa

     Necesitaba resarcirme, hacerle un homenaje a su hombría... Y encontré esta receta como caída del cielo (también llamado Internet): Tarta de chocolate Guinnes (la vi en el blog "Cocido de sopa", aquí está en enlace).
Nos gusta la cerveza negra, y al menos a mí me recuerda a cuando estuvimos en Dublín, nuestra primera estancia juntos en el extranjero! La receta no es muy difícil...

     Creo que a mí me quedó más espesa la "espuma". Aunque de todas formas queda espesita, por eso al echarla en el bizcocho no se escurre toda hasta abajo, sino que queda  a medio caer. 
(nota: en un programa llamado "Master chef" o algo así, uno de los concursantes hizo esta tarta! Aunque más chic, por supuesto :P)
     Odisea 2: el regalo. El Sr.AA tiene los ojos azules y (atención) ¡¡no tiene gafas de sol!!. Ante la perspectiva de que le salgan patas de gallo antes de tiempo, decidí que ya era hora de regalarle unas. Pero claro, no las podía elegir yo, tiene que probárselas y decidir cuáles le gustan. La idea era comprar unas gafas lo más estrafalarias posible y dárselas con una notita para cambiarlas por una de las buenas (si es que pensando regalos soy un hacha...) algo tipo esto



     ¿el problema? pues que lunes a las 7 de la tarde aún no había conseguido nada de eso, lo que me lleva de nuevo al bazar que comenté antes...
(*) estas son las gafas a las que imitaban

     Odisea 3: logística. Que llegues al piso donde dar la tarta, sabiendo que vendrán invitados y que esté todo manga-por-hombro (no sé de dónde viene la expresión, pero estaba todo un poco desastrado). Recoger todo lo que pude y salir pitando a comprar lo que me faltaba fue todo uno. Creo que la media hora en la que más he corrido de todo el año... Con ese imprevisto dio la hora en que me estaban esperando ya (en el bar, a 15 minutos de allí) y no me daba tiempo de comprar, volver, y llegar a cenar. Así que me vi en el bazar comprando unas gafas que no eran chorra, eran una imitación de unas carrera(*), pero tendrían que servir; unas tarjetas cutres con dibujitos (al menos eran divertidas), platos blancos, vasos y cucharas verdes. ¿porqué verdes? porque es el color de Irlanda. Así irían a juego con la tarta Guinnes y mi falda de tréboles verdes y blancos. Mi bolso no era tan grande, así que lo metí todo a presión para que el Sr.AA no lo viera y sospechara. De camino también le compré una botella de cava en una tiendecita del barrio (por cierto, volveré allí, el cava estaba más barato que en el supermercado!!) y así teníamos excusa para ir después a tomarla con l@s compis/amig@s. 

     Odisea 4: animar la fiesta. ¿Cómo animar una reunión con pocas personas, gente del trabajo de tu pareja, añadiendo personas de tu familia que amablemente vinieron (y todo eso sin cantidades industriales de alcohol)? Saqué algo que había comprado en un impulso y que recomiendo mucho: una bolsa de globos!! Porque al fin y al cabo, no puede haber cumpleaños que se precie sin globos. Los repartí y hala, todos a jugar. Puede parecer una tontería, pero la mayoría de las veces, con lo más simple se entretiene un@. Pasamos un rato inflando, desinflando (sabes cuando inflas un globo pero no lo anudas y lo dejas suelto?), tirándonos los globos un@s a otr@s. Para el año que viene me pidieron que llevara el Twister...



     Conclusión: las cosas que más divierten pueden ser las que hacíamos de niñ@s, y sobre todo en los cumpleaños es lindo volver un poco a la infancia. Así que por favor para mi próximo cumpleaños quiero un castillo hinchable!!!


(Por lo visto se dedican a alquiler www.totalfiestaproducciones.com)
P.D. Tengo nueva cabecera en el blog. Tocaba renovarse!! ¿Porqué? Lo contaré mañana!!

8 comentarios:

  1. jajaja, me encanta!!
    ya me gustaria a mi ser el Sr.AA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JaJa, yo no sé cómo no se lo esperaba, con lo torpe que soy para disimular...

      Eliminar
  2. Procras, ... que?? Muy divertido el cumpleaños o la cronica del mismo, pero sigo sin ver los cócteles sin alcohol, y no repartiste tarta asi en mis observaciones pongo que necesita mejorar XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hmm, no le puedo dar tarta a un anónimo. Muéstrate!! :P

      Eliminar
  3. Menuda odisea!!
    Pero estoy segura que lo pasaron muy bien!!
    Besos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que no fue la fiesta del siglo, pero sí que lo pasamos bien. Al menos fue algo especial :)
      Bsitoss

      Eliminar
  4. Que buena sorpresa de cumpleaños... y que de acuerdo que estoy con los globos, animan a cualquiera!!! Un besito muy fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, jaja, parece una tontería, pero entretiene un rato.
      Bsitoss

      Eliminar