jueves, 7 de febrero de 2013

No gano pa zapatos!!

     Lo que pensé que iba a ser un trabajillo de unos pocos días, va ya por un mes. Y yo contenta ¿eh?, que algo es algo. El problema (aparte del trabajo en sí, que como suele ocurrir en éstos de ETT es un asco cuanto menos, tedioso), es que literalmente no gano para zapatos.

     Me explico: se cobra el día 10 del mes siguiente, así que aún no he percibido salario alguno (pero confío en la empresa) y la semana pasada dejé inutilizables 3 pares de zapatos.
Vale, puede que me haya inventado un poco la palabra, pero es que inútil sería si ya no sirvieran para nada, y yo creo que aún pueden servir (que yo no tiro nada, todo se recicla, jaja). Lo que quería expresar es que aunque sirvan para algo, no será para ponérselo en los pies y caminar.


http://www.decorahoy.com/wp-content/uploads/2012/05/Hacer-macetas-con-zapatos-viejos-1-Custom.jpg


     Vivo en un pueblo, a 15 minutos de la ciudad y no tengo coche. El trabajo está en un barrio de la ciudad por el que no pasa mi autobús, así que tendría que coger otro para llegar. Pues decidí quedarme a dormir en casa del Sr.AA los días que tuviera que trabajar para estar ya en la city y ahorrarme ese viaje. Sólo tendría que coger un autobús o el flamante metro de Sevilla (es bastante nuevo y solo tiene una línea). El problema es que del piso a las paradas de bus o metro hay que caminar al menos 20 minutos. No es que sea mucho, es un paseito que no me molesta en absoluto... hasta el día en que me quedo sin zapatos!



     Usaba unas botitas de cuña, marrones con cordones. Comodíiiiisimas. Las pensaba jubilar ya porque la verdad no eran muy buenas y empezaban a deformarse, y un lunes andaba pensando en ello cuando las miré y ¡OMG, qué es esto?! Media suela despegada! Y yo de camino a uno de los barrios más pijos de Sevilla (y eso ya es decir). Ni siquiera podía ir a comprarme algo (no tenía tiempo y no podía ser cualquier cosa, ya que necesito unos zapatos al menos que me gusten, que no está la cosa como para derrochar). 
Esa noche mi mama y mi papa se acercaron y me llevaron otras botas (qué adorables). También de cuña, aunque menos cómodas, me encantan. Son negras, de caña alta con cordones hasta arriba.



     Me duraron el martes, porque el miércoles noté algo extraño en el pie y al mirarlas ¡horror! eso que estoy viendo es un corte?. Pues nada, las botas están perfectamente pero del uso se agrietó la punta por dentro y la deformó por fuera, haciéndole una abertura (sí, ya sé, tendría que invertir en zapatos más buenos...).




     Para colmo esa misma noche quedaron también inutilizables mis zapatillas de andar por casa. Son monísimas, de esas del Oysho, como de peluche, con la suela blandita. La suela tiene por debajo una fina capa de goma para que no se mojen mucho por el suelo y tal. 



Lo que yo no sabía es que esa fina capa estaba rota. Zapatillas no impermeables y una cortina de ducha que no cierra del todo: mala combinación.
Se mojaron hasta el infinito (podrían venderlas como bayetas absorbentes porque casi no tuve que pasar la fregona). Si le sumamos que actualmente están (aún) arreglando el patio del edificio y no puedo tenderlas fuera de casa, mis esperanzas de que se secaran eran nulas. Vamos, toda una semana de catastróficas desdichas para mis pies!

7 comentarios:

  1. Hay ocasiones en que todo se junta.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, aunque menos mal que la semana solo fue mala en ese aspecto, jeje.
      Bsito

      Eliminar
  2. Pues nada Angie, aprovecha que todavía estamos en rebajas y renueva todo el calzado!!!
    Besos y que tengas un buen día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me gustaría, pero mi número es el que siempre se acaba nada más empezar rebajas, jo!

      Eliminar
  3. Vaya por dios xD
    Ya es mala suerte, pero si te sirve de algo, mis botas favoritas me las he cargado y mira que estaban bien hechas... Pero es que yo también soy una destroza zapatos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay remedio, estas cosas pasan, jaja (y frecuentemente en el momento menos oportuno!)Hala, al H&M a por más zapatos, xDD

      Eliminar
  4. Madre mía, que mala pata y todo en la misma semana? Tendrás que hacer una hucha para reponer tu armario...
    Por cierto, te he dejado un regalo en mi blog así que te espero por allí.
    Un besote!
    midulcedemelocoton.blogspot.com

    ResponderEliminar