viernes, 19 de octubre de 2012

Pink Lady

     Lo primero que me viene a la cabeza al oir "Pink Lady" es...



     Pero resulta que encontré un cóctel con este nombre que tenía buena pinta! (sí, vale, lo elegí porque es rosa...)

      Muy rosa!
     Y es que éste cóctel tiene algo que nunca había probado en una bebida... clara de huevo!!
Mr.R alucinó cuando llegué al local con un huevo en la mano, jaja.

     Id preparando la ginebra para esta noche, porque de eso se trata:

Ingredientes del Pink Lady:

- Ginebra
- Granadina
- Clara de huevo
- Unas gotas de limón (opcional)
- Necesitaremos una coctelera, hielo y copa de cóctel


     Y para esta ocasión elegimos la ginebra "Pink 47", de origen londinense que casa perfectamente con la estética del día, jeje. 

Preparación:

     Medimos las cantidades. Como siempre lo hacemos en proporciones y no en medidas absolutas. Así ya sabéis, para una persona usamos vasos de chupito (sale exactamente la medida de una copa de cóctel normal).  Si es para más personas, se puede usar un vaso más grande o multiplicar los vasitos de chupito por las personas que sean. (la clara va a ser una por cada persona, pero también se puede hacer con media por persona)
2 medidas de ginebra
1 medida de granadina
la clara de un huevo

Primero calculamos las cantidades:



Y separamos la clara de  la yema...



     Yo lo hice así, pero estoy deseando probar el truquito de este video que encontré el otro día en un blog de cocina... (cómo aluciné cuando lo vi!)




     Después se rellena de hielo cristalino la coctelera, se vierte la ginebra, la granadina y por último la clara de huevo. Hay que agitar muy enérgicamente para que todo se mezcle y quede homogéneo. 




     Me sorprendí un poco cuando el líquido cayó en la copa. 

     Estoy acostumbrada a ver combinados de colores, y siempre me ha gustado experimentar y eso. Sé perfectamente el color que queda cuando mezclas la granadina con licor, la textura. Es líquido pero ligeramente más espeso, de un color granada transparente, nítido. Pero esta vez (y por el efecto de la clara de huevo) el color era sorprendentemente rosa fucsia, con una textura que solo parecía espesa, que parecía que al tomarlo sería como una especie de sorbete de fresa. 



     Era precioso. Y aunque se le queda una ligera espumita y huele a clara de huevo, pero no se nota en el sabor. Es un trago bastante fuerte, por cierto, porque el alcohol y lo que rebaja viene a estar a partes iguales, pero donde se podían identificar todos los sabores y sin embargo eran algo diferente. 

     Este cóctel no necesita decoración, aunque nosotros optamos por ponerle unas cañitas (o pajitas) en color negro y verde que además de quedar monas, te permiten evitar esa espumilla que se forma en la superficie.




¿Qué os ha parecido? ¿Lo probaríais u os parece demasiado exótico lo de la clara de huevo?

Disfrutad del fin de semana!!

5 comentarios:

  1. Qué pinta!!!!!!!!!!!!! Pero yo el problema no lo tendría con la clara si no con la ginebra, que no me gusta ni me suelen gustar los combinados que la llevan. De todas formas me gustaría probarlo y luego ya hablaría.

    ResponderEliminar
  2. Un color muy bonito, si no me dicen lo que lleva me lo tomo, pero sabiendo que lleva clara de huevo no se si sería capaz

    ResponderEliminar
  3. Ufff ....yo no me atrevo!!!!!
    Es muy vistoso pero lo de la clara de huevo.....no podría

    ResponderEliminar
  4. Wala !!!que pinta!!!!no sé, yo también me echaría un poco para atrás con lo de la yeme de huevo, jejej. pero que pinta tiene igualmente!!y a mí también me vienen a ala cabeza las pink ladies!!jeje

    besines

    ResponderEliminar
  5. Chicas a mí también me daba un poco de reparo, pero decidí probar, que para esto hago esta sección, jeje. Y la verdad es que la clara no se nota nada en el sabor, si acaso lo hace algo más suave.
    Bsitos a todas

    ResponderEliminar