viernes, 17 de agosto de 2012

Cóctel de viernes!. Mint Collins

     Esta semana me dio por el verde (menos el miércoles :P), así que elegí este cóctel. La receta también aparece en mi querido librito de cócteles que me regalaron una vez. Según éste que el Mint Collins es una bebida refrescante de origen americano que se puede consumir a cualquier hora del día (pero preferiblemente no lo hagáis a las 8 de la mañana...).

     Por incompatibilidades de horarios no pude contar con mi amigo el barman, así que me las apañé en casa, para que veáis que también se puede y os animéis a pasar un rato divertido haciéndolo y luego tomándolo con las personas que quereis. Además no hace falta nada muy específico, los ingredientes son fáciles de tener o encontrar y, en principio en la receta pone para hacerlo con coctelera, pero yo no la usé e igualmente se puede beber!!

Ingredientes para dos personas:
- Entre 6 y 8 cl. de ginebra
- 1 limón
- 2 chorritos de Concentrado de menta (esto es lo que pone en el libro, yo entendí que era como el licor de menta, que es lo que yo usé: el Peppermint de Marie Brizard)
- Soda (o gaseosa, que es más en spanish)
- Pajitas para decorar (y beber, claro)


     Elegí estos dos vasos porque los vi y pensé que quedarían bonitos con este cóctel, jeje.

     Como ya he dicho antes, no había coctelera, así que los hice directamente en los vasos. 
     Se echa hielo en los dos y luego un chorrito del licor de menta.



     Me encanta el color que quedaba!!

     Después cortamos dos rodajitas del limón y las reservamos para decorar más tarde. El resto del limón, se exprime y se echa en los vasos.
     Yo lo hice a mano (vamos, cóctel totalmente artesanal, sin aparato ninguno, jaja)


     Después le añadimos la ginebra (pone 3-4 cl. por vaso y lo eché a ojo)


     Para terminar sólo hay que completar hasta arriba con la gaseosa



     Y ponerle la decoración



     Listo: Ya tengo un cóctel a juego con las uñas!!


     En el siguiente post enseñaré mejor estas uñas con el craquelado.

     Para beberlo, no olvidéis removerlo bien!

     Por lo visto en la receta original se hacía con un tipo de ginebra aromatizada con menta. Pero esto no se comercializa aquí en Europa (al menos no se ha estado haciendo hasta ahora), así que la variante de aquí es añadiéndole la menta.

     Verdaderamente es un cóctel refrescante, como dice el libro. De hecho al probarlo... me dieron ganas de escupirlo!! No porque supiera mal o estuviera demasiado fuerte no... sino porque parece que estaba bebiéndome el enjuague bucal y es un poco raro, jajaja. Aunque después de la primera impresión la verdad es que está bastante bueno y cuando me fui a dar cuenta, ya me lo había terminado. Recomendaría de todas formas echarle menos menta de la que le puse.

Os animáis con éste? 
Me queréis pasar recetas para hacerlas otro día?

3 comentarios:

  1. Joer, me ha encantado! A ver si invito a alguien a mi casita y les sorprendo con unos cócteles!!

    ResponderEliminar
  2. Que buena pintaaa!!!probaré seguro!!y que monas tus uñas y tu camiseta!

    besitos y feliz finde!!!

    ResponderEliminar