miércoles, 22 de agosto de 2012

Cake Pops caseros

     Había visto estos pastelitos muchas veces por la red. Hay gente que hace verdaderas maravillas decorándolos y quedan preciosos. Se me antojó hacerlos pero como era la primera vez no pensaba intentar nada demasiado espectacular.
     La sorpresa: son más fáciles de hacer de lo que creía!!! Y el resultado siempre es muy vistoso.
     Se pueden hacer de formas o simplemente bolitas, ponerle la cobertura que más te guste y los sabores que prefieras. Esto es lo que hice yo:

     1º: deshacer un bizcocho (se puede hacer el bizcocho, aunque yo compré uno porque no me daba tiempo ya). 


     2º: Se le echan un par de cucharadas de mermelada. Hay que procurar no echar mucha porque si resulta demasiada habría que añadir más bizcocho. Es preferible quedarse un poco cort@s y añadir más mermelada si se ve que la masa no está con la textura adecuada. y ¿cuál es la textura adecuada? Pues la que permita poder cogerla con las manos, compactar un poco y hacer una bolita sin que se deshaga y sin que se quede pegada en las manos.


Más o menos así, que a mí me dio buen resultado

     3º: Hacer bolitas!! Vamos, lo que viene siendo albóndigas, jeje. Hice sólo unas poquitas, la próxima vez haré en cantidades industriales, porque gustaron mucho xD


     4º: Meterlas al congelador media horita.

     5º: Ponerles el palito. En tiendas especializadas en repostería sí venden palitos de chupachups que se usan para estas cosas, pero como no sabía que tenía una tienda de ésas cerca, compré palitos de brocheta en el supermercado. Lo bueno que tienen es que terminan en punta, y son más fáciles de pincharlos. 
     Para pincharlos hay que derretir un poco de chocolate, mojarlos y después pincharlos en la bolita. Esto para que cuando se endurezca el chocolate, quede más fijado.


     6º: Meter al congelador otro ratito


     7º: Cobertura.
Para la cobertura usé dos cosas: chocolate puro y nubes.

Cobertura 1: chocolate.
     Derretir chocolate en un vasito al microondas (para quien no haya hecho esto antes diré que me da mejor resultado calentar un poco, removerlo, calentar otro poco, removerlo... hasta que esté derretido. Porque si no, puede quemarse el chocolate por algunas partes antes de derretirse del todo. 
     Contando que sea la cantidad suficiente para meter la bolita y cubrirla. Meter, sacar, escurrir un poco el exceso y listo!!! Se queda pegado y en cuanto sacas la bolita se endurece el chocolate porque la bolita ha estado en el congelador y está fría.
     Yo además preparé un cuenquito con azúcar de vainilla en el que sumergí una parte, para decorar.

Cobertura 2: nubes (esponjitas , marshmallows... como queráis llamarlo :P)
     Poner las nubes en un bol apto para el microondas con un poco de agua. Meter unos segundos hasta que se hinchen. Sacar, remover hasta que quede una masa homgénea, más o menos líquida. En esto directamente sumergí las bolitas. El problema (aparte de que es súperpringoso!!!) es que eso no se endurece rápido (ni lento, se queda pringsillo para siempre). Por encima le eché virutitas de colorines.



     Los puse a secar directamente en el tarrito de cristal éste, y se aprecia cómo la cobertura de nubes no se solidifica a tiempo como para no chorrear un poco, jaja. Las de chocolate dieron mejor resultado y fue más fácil de hacer aunque... gustaron más las de nubes! Eran más dulces.

Habéis probado cake pops? Los habéis hecho?

2 comentarios:

  1. Pues no los conocía, pero te aseguro que probaré porque como bien dices parece sencillo, y tiene muy buena pinta, y sobretodo es original!!

    besines

    ResponderEliminar
  2. Ahhh, hace poco invité a unos vecinos a casa y trajeron las bolitas, riquísimas. Anoto tu receta para intentarlo. Te han quedado muy profesionales.

    ResponderEliminar