martes, 17 de julio de 2012

Uñas con efecto...

     Con efecto mármol!!
     Así es como se llaman. Es muy entretenido hacerlo (por no decir que se tarda bastante...) y deja un efecto muy simpático.

     El proceso es el siguiente:
- Preparas tus uñas para pintarlas (base protectora, y luego si quieres, un color claro para que los colores después queden más uniformes y resalten más en la uña).
- Rodear la uña con cinta adhesiva para que la pintura se quede lo menos posible en el dedo.
- Llenar un pequeño bol (o un vaso de plástico) con agua fría.
- Vas echando gotitas de diferentes colores de esmaltes. Por la composición de los esmaltes, son pinturas que no se mezclan con el agua, por lo que van formando una capa por encima. Hay que ir echando las gotas unas dentro de otras.
- Mezclar al gusto (no con el agua, sino que con un palillo, cuando acabas de poner las gotas de esmalte, puedes mezclarlos un poco).
- Meter la uña y mantener unos segundos.
- Recoger el resto de esmalte de la superficie del agua.
- Sacar el dedo y cuando se seque, retirar la protección y limpiar los bordes (por ejemplo con un bastoncillo mojado en quitaesmalte).
- Aplicar brillo para proteger "la obra"

     Se ve muchísimo mejor en uno de los vídeos que existen. En youtube solo tienes que poner "marble nails" o water marble nails", hay verdaderas expertas!! Yo encontré éste cuando buscaba algo que hacer con mis uñas: 

     Se entiende mucho mejor con el vídeo ¿eh? Si es que me explico como un libro cerrao! 

     El caso es que probé la técnica pero, como con la otra que publiqué, de pegarle trocitos de cinta coloreada... sólo decoré la uña del dedo anular porque no tuve paciencia para todas:
para empezar, tienes prácticamente que plastificarte el dedo! Se tarda un poco, pero bueno. Pero después... el trabajo no termina ahí! Empiezo a echar gotitas de esmalte...no sé si es que los míos son de los baratos o que mi agua no los dispersa bien (va a ser lo primero, ja) pero el caso es que no había manera de que eso quedara como en la foto :(
Aún así seguí intentando y probando con diferentes esmaltes hasta que dí con unos que me permitían hacerlo (esto a modo de consejo, que si no os sale a la primera, seguid intentando, jeje). 
Metí el dedo ahí, esperé, retiré el resto, saqué el dedo y "voilá"!! El resultado:


     Está claro que no tengo tanta paciencia, porque si no, me hubiera pintado mejor el resto de las uñas, jaja.
     Animáos, el efecto queda original y diferente, y si lo proteges bien, dura mucho tiempo!

1 comentario:

  1. Wala!!que chula!!yo también voy a probar...como me gustan las cositas que haces...

    besines

    ResponderEliminar